Ya alcanza para una hilera de arbolitos de 1700 kilómetros

Sembrando agua.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

La obra desarrollada por la Fundación Sembrando Agua, de Pérez Zeledón, Costa Rica, ya alcanza y hasta sobra para sembrar una hilera recta de árboles entre las ciudades de Panamá y Guatemala (1351 km).

Faltarían solo 120 kilómetros para sembrar una hilera recta de árboles entre San José y Miami (1820 kilómetros). De otra manera, sobrarían para sembrar tres hileras, bordeando la carretera, entre los puestos fronterizos  costarricenses de Paso Canoas y Peñas Blancas (522 km).

Algunos llegan por unos pocos arbolitos; otros por decenas o cientos.

Algunos llegan por unos pocos arbolitos; otros por decenas o cientos.

Tal es la dimensión que ha alcanzado el proyecto Sembrando Agua que se viene desarrollando en Pérez Zeledón, desde  hace cinco años, y que el viernes de la semana pasada –siete de agosto de 2015- alcanzó la cifra de 170 mil arbolitos, equivalentes a una hilera de 1700 kilómetros.

El proyecto nació a partir de una iniciativa del ciudadano Fernando León, un vecino del barrio Lomas de Cocorí, preocupado por el calentamiento de la Tierra y las repercusiones que está teniendo en las deforestadas cuencas hidrográficas de Pérez Zeledón.

A su proyecto se han ido sumando instituciones como el Ministerio de Agricultura y Ganadería, la Municipalidad de Pérez Zeledón y el Instituto Costarricense de Electricidad, empresas como Pindeco (productora de piña subsidiaria de la transnacional Del Monte) y la gasolinera Paso Real, además diversas organizaciones no gubernamentales como la Unión de Trabajadores Independientes y Actividades Varias (Upiav).

En el proyecto participan instituciones públicas, empresas privadas y ONG.

En el proyecto participan instituciones públicas, empresas privadas y ONG.

Pindeco (Pinneaple Development Co.), considerada como una empresa que causa un severo daño al medio ambiente, por las plantaciones y los productos químicos que utiliza, es, sin embargo, la empresa que más aporta al proyecto de León. Aparte del desarrollo de amplios proyectos de reforestación y protección del medio ambiente, es una importante contribuyente que, sólo durante el presente año, aportó a la causa 25 mil arbolitos de valiosas especies maderables.

La demanda de arbolitos es enorme, desde grandes empresas que los solicitan por miles, y asociaciones de desarrollo e instituciones educativas que los llevan por decenas, hasta particulares que llegan por uno o dos.

Por este año, la oferta masiva de arbolitos concluyó; se realizaron cinco grandes entregas. Se han venido distribuyendo gratuitamente; pero en la organización se analiza la posibilidad de cobrar una pequeña cuota, para al menos cubrir algunos costos de transporte.

De manera paralela, se ha iniciado la siembra de árboles ornamentales y de frutillas para las aves, en el deforestado trecho del río Las Quebradas (que abastece de agua potable a los sectores urbanos de los distritos Daniel Flores y San Isidro) a su paso por la ciudad de San Isidro. En este caso, la Fundación recibe el apoyo de un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional, sede Región Brunca.

 


10 Agosto, 2015

Anúnciate Gratis