Y el cartón en el parabrisas ¿por qué?

Imagen: Y el cartón en el parabrisas ¿por qué?

En San Isidro de El General ser ‘cuidacarros’ resulta un buen negocio

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net


Didier Zúñiga es ‘cuidacarros’ desde hace 12 años

Ser ‘cuidacarros’ en la vía pública se ha convertido en un negocio muy lucrativo tanto en San Isidro de El General como en todo el país. Aquí en nuestra ciudad cada vez es más común vivir esa situación: vehículos estacionados en el parque, el estadio y el hospital con un cartón en el parabrisas, ¿la razón?, su carro estará al cuido de un atento vigilante callejero y deberá pagar “voluntariamente” por ello.

Y es que este oficio para muchas personas resulta molesto y estresante…. Otros consideran que es un trabajo honrado, mediante el cual estos señores se ganan la vida.Para ser ‘cuidacarros’ solo se necesita que el interesado tramite un permiso ante el Ministerio de Seguridad Pública (MPS), donde se le otorga un carnet que lo acredita como tal.

En San Isidro de El General hay un grupo organizado de cuidacarros, en el que sus miembros cuentan con su respectivo carnet y realizan su labor en regla.

Tal es el caso de Didier Zúñiga, quien es ‘cuidacarros’ desde hace 12 años. Él indicó que el servicio que brindan es bueno y que trabajan honradamente. “Solo amistades y ayudarle a la gente es lo que hacemos. Quizá a muchos no les parece, pero la mayoría sí está de acuerdo”, aseveró este ‘cuidacarros’, quien cuenta con los permisos del (MSP).


Estos ‘cuidacarros’ cuentan con carnet del Ministerio de Seguridad Pública que los autoriza para brindar el servicio

Edwin Quirós, otro ‘cuidacarros’ del sector del Hospital Escalante Pradilla, manifestó que su profesión es muy importante porque antes aparecían tachados muchos carros en el lugar y ahora no sucede.

“Que lo diga la Fuerza Pública, ya que nosotros estamos aliados a ellos. La tarifa que nos tienen que dar es voluntaria. Cuando fui al Ministerio de Seguridad Pública me dijeron que yo era responsable de los carros que cuidara, pero si hay alguien a quien no le gusta la vigilancia que damos, es fácil, que pague un parqueo privado donde fijo le cobran 600 colones”, afirmó el ‘guachi’.

Quirós detalló que son conscientes de que muchos conductores se molestan cuando regresan y ven el cartón puesto en el parabrisas del vehículo. Es por eso, y para evitar desavenencias, que les avisan previamente.

“El cartón significa que se está cuidando el carro, en parte lo utilizamos en verano, cuando el sol está muy intenso”, reveló.

Elí Quirós, quien desde hace un año y ocho meses es ‘cuidacarros’, aseveró que se dedica al oficio porque ya está muy viejo y no le dan trabajo, por lo que le pareció oportuno ganarse la vida de esa manera.

“Aquí estoy “pulseándola”, dispuesto a lo que el cliente me quiera dar. Gracias a esta actividad mantengo a mi familia, y a como hay días buenos en los que recibo -de un solo cliente- hasta cinco mil colones, los hay también malos como cuando ni cien colones me dan”, resaltó.

No obstante, no todos los ‘cuidacarros’ poseen el carnet del (MPS), por lo que muchos “amigos de los ajeno” se cobijan en este oficio para ganarse unas cuantas monedas fácilmente o tachar los vehículos estacionados en la aceras.


Luis Chaves considera que la labor de los ‘cuidacarros’ no tiene ningún respaldo

Generaleños disconformes. Luis Chaves, vecino de El Águila de Pejibaye,  señaló que la labor de los ‘cuidacarros’ no tiene ningún respaldo, es dudosa y poco confiable.

“Simplemente dejo el carro acá y si dentro de un rato no está ellos no me lo van a pagar, por ¢100 que es lo más que uno les da, no se van a comprometer a cuidar un carro que talvez vale un millón, y por lo general a ellos no les gusta que uno les dé monedas”, arguyó.

Chaves añadió: “Simplemente no estoy de acuerdo, si tengo que dejar mi carro en un parqueo privado prefiero hacerlo, ¿por qué darle dádivas a alguien? No me agrada que le estén poniendo cartones al parabrisas de mi carro”.

Aunque el pago para estos ‘guachimanes’ por el cuido del vehículo no es obligatorio, en la mayoría de los casos resulta ineludible. Carlos Rojas de San Pedro de Pérez Zeledón considera que a pesar de que estos señores la están “pulseando” no les gusta cuando el conductor no anda dinero o cuando el pago que se les concede es poco.

Luis Cordero, regidor de la Municipalidad de Pérez Zeledón, reconoció que la labor de los ‘cuidacarros’ no es un problema, sino que depende de la persona en cuanto a si le da o no dinero al vigilante por cuidar el vehículo.

“Lo que hace falta es que se ordene el marco jurídico que determine a los ‘cuidacarros’ como tales, que obtengan una póliza por su función. Considero que el trabajo que hacen es bueno porque dan protección a los vehículos de la gente”, concluyó el regidor.


16 junio, 2009

Anúnciate Gratis