Vientos de mejoría para el deporte de Pérez Zeledón

Polideportivo Pérez Zeledón

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

E
n Pérez Zeledón se vienen fraguando proyectos e ideas trascendentales para el mejoramiento de la práctica de los deportes y, con ello, romper el techo que ha impedido a los deportistas de diversas disciplinas resplandecer en las competencias locales, nacionales e internacionales.

Una de las ideas, básicas para el conocimiento total y la toma de decisiones integrales, es un proyecto para la celebración de un congreso deportivo que permita a los dirigentes políticos y deportivos especificar si en algo se está fallando para corregirlo y cuáles son las áreas que, por su excelencia, se deben reforzar.

Las otras dos ideas son más específicas: la construcción de una cancha para la práctica de voleibol de playa y la rehabilitación de la piscina del Polideportivo de Pérez Zeledón, abandonada  por inconsistencias de hace seis años y dañada un año después por las aguas desbordadas del río San Isidro.

Un congreso deportivo

La iniciativa para la celebración del congreso, del regidor Wilberth Ureña (PASE), fue aprobada con los votos de seis de los nueve regidores que hacían quórum en la sesión del doce de marzo de 2013.

En lo fundamental, el acuerdo de la Municipalidad es para que la Administración y el Comité Cantonal de Deportes organicen el congreso dentro de un plazo máximo de tres meses. Al Comité de Deportes se le asignó la tarea de presentar un borrador de agenda en un plazo máximo de dos meses, que se cumplirá el doce de mayo.

En el campo del deporte es claro que la Municipalidad delega las decisiones en el Comité Cantonal de Deportes, pero hay situaciones desbordadas, como que hay regidores que crean un ambiente de incertidumbre con sus opiniones o tratan directamente de interferir en las actividades del Comité y como que situaciones que se dan dentro del Comité son llevadas, con toda formalidad, a conocimiento del Concejo.

¿Hechos concretos? Un regidor opina que se debe brindar más apoyo a disciplinas diferentes al futbol (votó en contra de la celebración del congreso); otro que cree que en Cuba se pueden conseguir entrenadores mejores que los locales y a más bajo costo (también votó en contra); y también descuella la rivalidad que existe entre dos corrientes asociadas al boxeo, debilidad por la cual Pérez Zeledón no envió boxeadores a los Juegos Nacionales de diciembre de 2012.

El voleibol y la natación

La participación de dos generaleñas en el campeonato mundial de voleibol de playa que se celebrará en el próximo mes de junio, en Polonia, aceleró un proyecto que estuvo estancado a pesar de que –dentro de las circunstancias- parecía fácil de ejecutar: la construcción de una cancha de arena.

La cancha no se va a construir, sin embargo, con la arena sintética (de altísima calidad) que le regalaron a Rosibel Ramos, anterior alcaldesa de Pérez Zeledón. Esa se perdió; y aquí comienzan a surgir las preguntas que se habrían de responder en el congreso. Existe una versión que dice que se dañó (le nacieron matitas) y otra que las lluvias la lavaron.

La cancha sería construida, entonces, con la arena que donó el Hotel La Arboleda. Pero tuvieron que pasar muchos meses antes de que se tomara la decisión de trasladarla hasta el Polideportivo, porque un regidor (muy involucrado con una de las alas boxísticas) tenía convencida a la Administración de que las vagonetas municipales estaban afectadas por un impedimento absoluto para ingresar a una propiedad privada.

El voleibol es un deporte que ha deparado al cantón un sinfín de triunfos y ahora, al éxito en el voleibol de sala se suma el de playa, aunque en Pérez Zeledón sólo existe la cancha del Liceo Sinaí. Pero ya están el hueco y la arena; sólo faltan la piedra y la piedrilla que servirán de base, y la decisión de hacerlo.

Por lo demás, hay vientos favorables a la rehabilitación de la piscina que tantos galardones dio a Pérez Zeledón, aunque algunos quisieran borrarla del mapa por los altos costos de mantenimiento.


10 abril, 2013

Anúnciate Gratis