Una piscina del pueblo para el pueblo

Una "bendición de agua" que nadie esperaba.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

H
oy, en el Polideportivo de Pérez Zeledón, las cosas se hicieron diferentes. La mesa principal del acto protocolario de inauguración de la piscina estuvo a cargo de dirigentes deportivos, deportistas, representantes de empresas particulares y colaboradores, y las altas personalidades formaron parte del público presente.

Roland Solano; última inspección a la joyita.

Roland Solano; última inspección a la joyita.

La piscina del Polideportivo es una piscina construida por el pueblo para el pueblo y se quiso simbolizar, en el acto protocolario, el poder que llegan a alcanzar las fuerzas vivas de un cantón como Pérez Zeledón, cuando se trata de adoptar un proyecto proyecto y llevarlo hasta el final, así se tenga que atravesar por turbulencias y sinsabores.

Fue inaugurada en la mañana de hoy, 17 de enero de 2015, al cabo de una labor de dos años, desde que el Administrador y los miembros del Comité de Cantonal de Deportes, tuvieron que tomar una decisión trascendental para el deporte generaleño: se rellena lo que quedó de la piscina (y se elimina, así, el criadero de zancudos) o se le reconstruye.

Se le reconstruyó, con el apoyo de la empresa privada, el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación, el Comité Cantonal de Deportes, una pequeña partida de la Municipalidad y el incansable trabajo de colaboradores del Comité y de grupos de deportistas.

Los niños no desaprovecharon la oportunidad.

Los niños no desaprovecharon la oportunidad.

Hoy también fue un día de celebraciones y reconocimientos. La presidenta del Concejo de Pérez Zeledón manifestó su reconocimiento al administrador del Polideportivo, Ronald Solano, por logro. Es el sentimiento de muchos, hacia Solano, por haber sorteado y superado los obstáculos que ciertos “politiquillos” (como les llamó un orador) le fueron interponiendo en el camino.

El reconocimiento también fue para el ex diputado Gustavo Arias, inspirador del proyecto y artífice en la búsqueda de apoyo para el Comité de Deportes; y para Alfonso Villarreal, funcionario del Icoder, otro pilar sobre el que se levantó la piscina, por quien se dijo una oración para que salga bien y fortalecido e una delicada operación quirúrgica practicada hoy, de emergencia.

Un reconocimiento especial para Alejandro Solís.

Un reconocimiento especial para Alejandro Solís.

Y también para un niño, Alejandro Solís Mora, entregado en alma, cuerpo y corazón, durante las últimas semanas, a ayudar con la limpieza y otros quehaceres relacionados con la piscina. Este niño es hijo de Oscar Solís Alvarado, uno de los abnegados trabajadores del Comité de Deportes.

El acto de inauguración fue de fiesta, como correspondía, con situaciones sorpresivas: “una bendición con agua” disparada hacia el cielo por miembros del Cuerpo de Bomberos que (aunque ellos hubieran preferido que no se mencionara) también han estado brindando respaldo al Comité de Deportes.


17 enero, 2015

Anúnciate Gratis