Una mano Todopoderosa es la que pinta con arena

Todos los colores son tonalidades de la arena; no hay otros elementos químicos o biológicos.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

En las profundidades de su espíritu y su concepto de la existencia, los indios navajos (estadounidenses) realizan maravillosas obras de arte, pintadas con arena. Es un arte sagrado, algo implícito en la cultura y la historia de los navajos.

A trece mil kilómetros de distancia de los navajos, los sabios tibetanos también realizan obras de arte maravillosas, pintadas con arena. Algunas de ellas forman parte de museos de renombre mundial. Sus pinturas se llaman mandalas, y también son artes sagradas.

En El Hoyón, un barrio de San Isidro de El General, Sonia Gómez Víquez también pinta con arena. Hasta el momento en que lea este artículo, no sabrá que existen médium aborígenes o lamas que pintan con arena. Ella no cree en esas cosas, pero sí está convencida de lo hace por obra y gracia de Dios.

No de otra manera puede alcanzar tanta excelencia en su obra, si partimos de que nunca ha recibido curso, taller o tutorial de pintura y que si se ha dedicado a ello es por obra de la casualidad, por esa conexión inexplicable que a veces sucede entre los seres humanos y las piedras.

Doña Sonia es de una familia que tuvo un quebrador en El Hoyón y mientras las máquinas demolían la dura roca, ella rescataba las más bonitas, sólo para conservarlas. Pero cuando dejaron el negocio de la piedra, ella cayó en una depresión y se propuso ponerse a hacer algo; quizás algo con las rocas.

Entre sus piedras había una verde y una morada. Quebrándolas y refinándolas hasta darles características parecidas a las que tiene la arena de mar, obtuvo los dos colores con que comenzó una labor que se ha extendido a lo largo de los últimos tres años, desde el 2009 hasta la actualidad. Con ellos pintó un ramo de uvas, el primero de una colección de obras que ya suma decenas, dentro del arte que algunos llaman “pintura seca” y otros “pintura con arena”. Con arenas naturales, no pintadas, con arena de colores.

Sonia Gómez ha estado exhibiendo sus pinturas en su casa, frente al Salón Comunal de El Hoyón, durante el día de ayer  sábado 8 de diciembre de 2012, y hoy. Luego realizará otra exposición durante los días 22 y 23 de diciembre.

No en balde le gustan las piedras. Entre sus cincuenta obras en exhibición están La Piedra del Santo y Los Crestones, en sus colores más perfectos porque, de alguna manera, son materiales idénticos. Pero también hay animales: mariposas, pájaros, una rana, caballos de pelajes negros, amarillos y barcinos y bodegones, como las uvas que desde el primer ramo han ido alcanzando perfección.

Sin cursos, las proporciones son las adecuadas; sin talleres, doña Sonia sabe delinear las sombras; sin tutorías sabe de perspectiva; sin academia, sabe de plástica. ¿De dónde le viene? Es profundamente religiosa.

Doña Sonia ya no se siente depresiva. El trabajo de pintar con arena es pesado y laborioso, desde casi pulverizar la roca y deslizar por entre sus dedos la arena sobre el pegamento (sin saber si las tonalidades van a armonizar). Y, luego, ver a una sobrina nieta de tres años de edad prendarse de una pintura y darle un beso. Como dice Pedro Serech, “pintar es hablar con Dios”.

No se sabe cuánto puede costar una pintura con arena. “Es caprichoso”, dice doña Sonia, quien solamente una vez había hecho una exposición en Uvita, en la playa.

Piensa en que próximamente va a realizar otra exposición conjunta con otras mujeres de El Hoyón; hacer partícipe a la comunidad. Tiene la posibilidad de hacerlo en la Casa del Banquete, un lugar adecuado a la espiritualidad.

Quizás no exista un ligamen espiritual entre doña Sonia y el curandero navajo o los místicos del Tíbet. Pero, en lo material, sí hay algo: “De todas las tradiciones artísticas del budismo tántrico, la pintura con arena de colores se sitúa como una de las más exquisitas y únicas”, dice un estudioso de los tibetanos.

“Un elemento paradigmático muy importante de estas pinturas es la armonía: la armonía se aplica en las pinturas para una acción efectiva de la magia homeopática. La armonía simbólica se ve al primer vistazo de las pinturas”, dice un estudioso de los navajos.
 


9 Diciembre, 2012

Anúnciate Gratis