Una indulgencia, por los enfermos terminales

Fundación de Control del Dolor y Cuidados Paliativos.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Hay que encontrarse en el lugar de una persona que implora misericordia por un paciente que sufre los dolores que preceden a la muerte, para entender lo que se siente cuando llega el personal de la Clínica del Dolor, a brindarle un alivio.

Mitiga el dolor; conforta a los familiares; y cuando éstos son muy pobres, los apoya con alimentos y aportes económicos para que se ayuden a cubrir las necesidades básicas. Y esto ocurre a diario; a veces en la ciudad, pero generalmente en sectores alejados y de difícil acceso.

En el afiche aparecen los números de cuenta. También se puede depositar dinero en las alcancías instaladas en comercios de Pérez Zeledón.

En el afiche aparecen los números de cuenta. También se puede depositar dinero en las alcancías instaladas en comercios de Pérez Zeledón.

Esa es la función que cumple la Clínica del Dolor del Hospital Regional Dr. Fernando Escalante Pradilla, con un equipo profesional y medicamentos generalmente cubiertos por la Caja Costarricense de Seguro Social, pero respaldada en todo lo demás por voluntarios adscritos a la Fundación de Control del Dolor y Cuidados Paliativos de la Zona Sur.

No siempre hay espacio, en los hospitales, para mantener internada a una persona que sufre un padecimiento de fase terminal, ni siempre hay camas disponibles porque hay otras personas que necesitan atención médica con urgencia, para recuperarse de una lesión o una enfermedad.

Muchas veces, las necesidades son tan grandes, que hay que ayudarles con alimentos.

Muchas veces, las necesidades son tan grandes, que hay que ayudarles con alimentos.

Sólo el que implora misericordia por un paciente que sufre los dolores de la fase terminal entiende, en toda su amplitud, la importancia de ayudar a la Fundación a conseguir las camas ortopédicas, sillas de ruedas y –entre otras cosas- el dinero que se ha requerido para cubrir los gastos necesarios de miles de familias –a lo ancho y largo de la zona sur- desde que la Clínica del Dolor entró en funcionamiento, en 2001.

Conforme la población crece, crecen las necesidades de brindar apoyo a los que ya anuncian la partida y de ahí un llamado de la Fundación de Control del Dolor y Cuidados Paliativos, para que los generaleños se sumen a un evento programado para el próximo 15 de octubre de 2016, con el fin de recaudar fondos.

Los voluntarios de la Fundación anunciaron la “Paliatón 2016: Done calidad de vida a nuestra población adulta”, con el propósito de recaudar al menos 50 millones de colones. El sábado 15 de octubre será un día para disfrutar diversas actividades… y hacer el aporte que la buena voluntad y las posibilidades económicas lo permitan.

La “Paliatón” se realizará en el parque de San Isidro de El General y, a lo largo del día, los generaleños podrán disfrutar una clase de “tai chi”, una actividad de zumba, presentaciones artísticas, pintacaritas e inflables.

Hay alcancías en establecimientos comerciales. También las habrá en el centro de San Isidro, durante la Paliatón 2016.

Hay alcancías en establecimientos comerciales. También las habrá en el centro de San Isidro, durante la Paliatón 2016.

También tendrán la oportunidad de apreciar desfiles y exhibiciones de automóviles y motocicletas, un concurso de perros, el arte de los estilistas de Pérez Zeledón. Será un día para disfrutar a lo grande, en el atractivo parque de San Isidro… y colaborar.

Quienes entiendan los alcances del servicio que brinda la Clínica del Dolor, con el apoyo de la Fundación, ya pueden ir haciendo sus aportes, mediante las alcancías ubicadas en algunos establecimientos comerciales de Pérez Zeledón, o por medio de las cuentas de la organización, en el Banco Nacional de Costa Rica (ver los números en la imagen adjunta).

Hay gente que sufre enfermedades crónicas extremadamente dolorosas; la rueda de la vida impone que a todos los seres humanos les llegará el momento de partir y, salvo casos excepcionales o de muerte súbita, todos van a sentir dolor y a necesitar  misericordia y una agonía llevadera. Tiempo para reflexionar…  y para salir a ayudar a esta gente, de corazón generoso.

Créditos: Imágenes tomadas del Facebook de la Fundación de Control del Dolor y Cuidados Paliativos.


6 octubre, 2016

Anúnciate Gratis