Una generaleña es la mejor educadora del año

Imagen: Una generaleña es la mejor educadora del año

“Este premio me compromete a representarlo dignamente”

Xinia Zúñiga J.

La Master Olga Montero Ceciliano, Directora de la Escuela de
Enseñanza Especial en San Isidro de El General, es la ganadora del mayor
reconocimiento anual que otorga el Ministerio de Educación Pública,
el premio “Mauro Fernández” .

Montero Ceciliano de 44 años labora en esta institución
desde 1997 como directora pues en 1983 y 1984 también realizó
funciones como docente y aunque para ella el mejor premio se lo dan a diario
los 410 estudiantes, tampoco puede pasar desapercibida la importancia que tiene
esta recompensa en su carrera profesional de 23 años.

“Este premio significa un reto para mí, porque
me compromete a cumplir y representarlo dignamente”, expresó a
PerezZeledon.net esta generaleña.Consultada sobre la primera impresión al saber que había
sido escogida como la mejor educadora del año, dijo que cuando el Ministro
de Educación la llamó y le comunicó la noticia, lo dudó
y hasta pensó que podría ser una broma e inclusive, volvió
a llamar para corroborar si de verdad era cierto.

“Reviví mi infancia y la de mis hijos, también
vi como imágenes de toda mi familia en un instante. Fue como un reencuentro
conmigo misma y con mi propia historia”, relató.

El premio consta de una medalla de oro, ¢300 mil en efectivo
y una licencia con goce de salario por un año, para que estudie lo que
desee.

Familia y estudio

Cuando cursó la Maestría, doña Olga cuenta
que realizó una investigación en función de la Ley 7600
(Ley de Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad), el cual
contenía algunos aspectos importantes que no se pudieron abarcar; aparte
de lo educativo considera que le gustaría incluir la salud, lo cultural
e infraestructura, entre otros.

Por otra parte, esta generaleña nos contó que
procede de una familia de siete hermanos, de los cuales cinco son profesionales.
Su madre Aurora Ceciliano, fue una de las primeras enteradas del premio y dijo
que ambas lloraron de felicidad.

Montero realizó la primaria en la Escuela Pedro Pérez
Zeledón, el noveno año de colegio en el Liceo UNESCO y el bachiller
lo obtuvo en el Liceo Nocturno. Es egresada de la Universidad Nacional como
Docente de Preescolar, Docente en Educación Especial y Licenciada en
Administración Educativa; además, tiene una Maestría de
la UACA y en la UNED se graduó como Profesora de I y II Ciclo, entre
otros estudios.

Doña Olga es madre de tres hijos: Iván de 27
años, Rebeca de 25 y Juan Ramón de 13. “Todos están
solteros, es decir, aún no soy abuela”, agrega entre risas, mientras
continúa contando que vive detrás del Hospital Escalante Pradilla
y que en el amor no le ha ido como en el estudio, porque se divorció
a los 21 años y volvió a intentar hacer su vida en pareja, pero
no funcionó. “Estoy felizmente divorciada”, añade
sonriente.

Su mayor reto

Crear las oportunidades que requieren los estudiantes, abrir
los espacios necesarios y demostrar de lo que son capaces, así como conversar
con el personal y hacerle ver que la labor que desempeñan es a favor
de los niños, es parte del mayor reto que enfrenta a diario.

Entre los proyectos desarrollados destaca la construcción
de aulas, el comedor, remodelaciones, construcción de pasos cubiertos,
una batería sanitaria y la remodelación de la piscina.

Como proyectos pendientes se encuentran dos aulas y el pabellón
administrativo. “Ya están bastante encaminados, posiblemente con
esos proyectos iniciaremos el otro año”, añadió.

“Poco presupuesto y la remodelación de un pabellón,
son algunas de las necesidades que enfrenta la institución; además,
necesitamos construir el taller para III Ciclo, que es un espacio amplio donde
se ubican las máquinas para trabajar la parte de maderas y cocina”,
reveló.

Banda escolar

De las satisfacciones más grandes que tiene el personal
de la Escuela de Enseñanza Especial es la Banda Escolar, la cual fue
creada en el año 2000 y se considera pionera en el país.

“Es increíble ver a niños sordos tocando
la lira, bastoneras con Síndrome de Down y problemas auditivos, por ejemplo,
cautivando el público. Otro de los logros de este año fue formar
un grupo folclórico y llevarlo al Museo de Los Niños, donde se
estaba dando la eliminatoria nacional del Festival de la Creatividad. Los niños
son sordos y logramos el reconocimiento como los demás. Les dije que
aunque fuera por cinco minutos valía la pena cruzar el Cerro de La Muerte
y así fue”, subrayó.

El mensaje del premio “Mauro Fernández”
para sus colegas, es que amen mucho lo que hacen, porque asegura que de esta
forma los frutos serán mejores. También que si llegaron a la docencia
por equivocación que reflexionen, porque el daño se lo harían
a los estudiantes.

“Le agradezco a Dios primero, a mi familia, a mis hijos
y por supuesto a todo el personal docente y administrativo, porque este premio
no es mío sino de todos los compañeros, padres de familia y de
los niños y niñas, quienes son la razón de ser de la escuela”,
finalizó Olga Montero, una profesional que es ejemplo de amor, esfuerzo
y dedicación por los niños con limitaciones físicas.

Otros enlaces relacionados

Al
Día

Lucha, esfuerzo, ejemplo
http://www.aldia.co.cr/ad_ee/2004/noviembre/12/nacionales10.html

Reconocen educación especial
http://www.aldia.co.cr/ad_ee/2004/noviembre/09/nacionales7.html

La Nación

Creadora de posibilidades
http://www.nacion.com/ln_ee/2004/noviembre/09/pais0.html

Ministerio
de Educación Pública de Costa Rica

Educadora de Pérez Zeledón electa Mauro Fernández
2004
http://www.mep.go.cr/educadoraperezzeledonelectamaurofernandez.html

Fotos de doña Olga Montero y la Escuela de Enseñanza
Especial de Pérez Zeledón


Vista interna de la Escuela de Enseñanza Especial de Pérez
Zeledón

Niños sordos, integrandes del grupo de baile de la Escuela

La escuela cuenta con un amplio lote para zonas verdes y áreas
de juegos

Pasillos frente a las aulas de la Escuela

Otra docente de la Escuela mientras imparte su lección a
un estudiante

Al momento de nuestra visita, este señor llegó a
dejar una carta de felicitación a doña Olga por tan merecido
reconocimiento.

Aquí mientras atendía a una emisora que le hizo una
entrevista en vivo

Doña Olga saluda a su hijo Iván quien se encuentra
en los Estados Unidos

Doña Olga nos despidió muy amablemente en el patio de la
Escuela


12 noviembre, 2004

Anúnciate Gratis