Una década de arte generaleño

Sin presupuesto fijo ni instalaciones adecuadas, pero con muchos deseos de
trabajar por la niñez y juventud del cantón, la Escuela de Música
Sinfónica de Pérez Zeledón, celebra este año su
Décimo Aniversario.

Después de una década se recuerdan las necesidades iniciales,
pero al ver los logros obtenidos, los sacrificios realizados valieron la pena
y hoy se puede hablar de una institución bien constituida.“Dios nos ha permitido brindar un aporte a la comunidad durante diez
años con el apoyo de las diferentes juntas directivas, la Universidad
Nacional -gestora del proyecto-, la Municipalidad, el Ministerio de Educación
Pública, alumnos y padres de familia”, manifestó el Director,
Wilberth Vargas Guerrero.

Para festejar el aniversario se realizaron diversas actividades, entre ellas
un recital de violines, un acto oficial donde participaron autoridades de la
UNA, gobierno local, juntas directivas, egresados y exalumnos que por diversos
motivos están fuera de la Escuela de Música.

Asimismo, el 2 y 3 de julio se realizará el Concierto de Gala de Medio
Período en el Complejo Cultural, a las 7:00pm. Este año se destaca
la presentación de música de película, algo que la comunidad
no se puede perder, según dijo don Wilberth, porque es novedoso. En esta
actividad, los niños y jóvenes hacen gala de sus talentos en los
diversos niveles.

Dar cuentas

Consultado sobre el significado que tiene para él llegar al Décimo
Aniversario siendo el único director de la Escuela de Música,
Vargas Guerrero indicó que cuando muera deberá dar cuentas a Dios
de lo malo que hizo, pero también de lo bueno y por lo tanto, se llevará
la satisfacción de haber aportado un granito de arena, no sólo
en este proyecto sino también en el Liceo UNESCO y en San José
donde labora como profesor de música. “He dejado una huella
que no sirve para engalanar un orgullo, más bien para llenarme de gratitud
de lo que el señor me ha dejado hacer”, añadió don
Wilberth.

Por otro lado, el profesor reveló que lo más difícil que
han enfrentado en todo este tiempo, ha sido no contar con un presupuesto fijo
para financiar el proyecto y que lo más satisfactorio es ver a muchos
estudiantes de música a un nivel muy alto en ejecución instrumental
y con una concepción de mundo distinto.

Para finalizar, Vargas Guerrero destacó que de la Escuela de Música
han salido muchos talentos, quienes continúan estudiando y que cuentan
con profesionales de alto nivel, quienes de alguna forma le están devolviendo
al cantón algo de lo aprendido en esta institución.

Entre los profesores más destacados de la Escuela de Música Sinfónica
están Delberth Castellón, director de la Banda Intermedia y oboísta
de la Sinfónica Nacional; Leonel Calvo, conocido por sus composiciones
y arreglos musicales; Carlos Castellón, integrante de la Banda Nacional
de San José y Leonel Rodríguez, quien dirige la Big Band, la Banda
Elemental e integra el Cuarteto de Trombones de Costa Rica.


Lic. Wilberth Vargas Guerrero,
Director de la Escuela de Música
Sinfónica de Pérez Zeledón

Una de las bandas de la
Escuela de Música Sinfónica


Información tomada de

Redactó: Xinia Zúñiga J.


19 mayo, 2004

Anúnciate Gratis