Un vía crucis bonito, pero no tan “inocente”

Semana Santa 2015, San Isidro de El General.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

D
ondequiera que hay un ser humano hay un responsable de la muerte de Cristo, y es tan responsable de Su muerte en aquel tiempo, hace poco menos de dos mil años, como lo es también hoy, sentenció hoy, el obispo de la Diócesis de San Isidro de El General.

“Aquí mismo, en San Isidro, este vía crucis no es inocente”, dijo.
El obispo, Fray Gabriel Enrique Montero, formuló listado de interrogantes a los fieles católicos al mediodía de hoy, viernes tres de abril de 2015, al finalizar el vía crucis con que se recuerdan las horas previas al fallecimiento de Jesús.

Simón de Cirene (El Cirineo) dialoga con Jesús y dispone ayudarle a llevar la Cruz.

Simón de Cirene (El Cirineo) dialoga con Jesús y dispone ayudarle a llevar la Cruz.

Y pidió solicitud frente a las responsabilidades que le corresponde a cada uno: “Que no salgamos de este vía crucis, que no volvamos a las casas, simplemente tristes por la muerte de Jesús, sino muy conscientes de la responsabilidad que a cada uno de nosotros nos toca por esa muerte, y sobre todo si hablamos de responsabilidad personal”, expresó.

El Obispo recriminó a quienes siguen matando sus cuerpos, a los que siguen faltando al respeto del cuerpo de los demás, a los que cometen adulterio a infidelidad, a los que siguen pagando por un ratito de satisfacción sexual, a los que siguen humillando a otros, quitándoles su fama y su reputación, con sus críticas.

Fray Gabriel preguntó a discreción:

  • “¿Quién de nosotros al caminar hoy con el vía crucis, (entendió que) muchas de estas cosas que decíamos u oíamos se refieren a nosotros mismos; que también nosotros somos culpables de muchos de esos pecados que llevaron al Señor a la cruz y a la muerte?
  • ¿Se entiende, en su amplitud, el significado de la muerte de Jesús?

    ¿Se entiende, en su amplitud, el significado de la muerte de Jesús?

    “¿No es cierto que también hoy día seguimos condenando a muerte a inocentes: no es cierto que también hoy día seguimos cargando sobre otros cruces pesadas que nosotros no estamos dispuestos a llevar?

  • ¿No es cierto que también hoy día empujamos, golpeamos y azotamos a los más humildes o pobres o débiles de este mundo?
  • ¿No es cierto, también, que nosotros, hoy, seguimos matando a millones de seres humanos en el vientre de su madre, a través del aborto; que seguimos matando a muchos que podrían vivir, pero a quienes les negamos el derecho a existir?.
  • ¿No es cierto que seguimos matando a muchos, y despojándolos de sus vestiduras, porque les negamos el salario necesario o justo, porque les negamos un albergue, una ayuda, una comida; en fin, porque seguimos privando a otros de aquello que a nosotros nos sobra”?

Pidió volver a las casas reconociéndose culpables, también, de lo que estaban viendo en la representación: la muerte del Hijo de Dios, por amor a sus semejantes.


3 Abril, 2015

Anúnciate Gratis