Un ídolo de casta generaleña

Con orgullo y corazón, para Pérez Zeledón

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

E
n su casa del barrio El Hoyón, al sur de San Isidro de El General, hay quién sabe cuántas medallas de oro, plata y bronce; quién sabe cuántas credenciales; quién sabe cuántos trofeos, pero entre toda su colección, Mariángel Hidalgo Cubero le tiene especial cariño a la estatuilla niquelada de un ángel, la primera que ganó, cuando estudiaba en el Liceo Unesco de Pérez Zeledón.

Los títulos y reconocimientos del Comité Olímpico Nacional y de otras organizaciones deportivas internacionales y de otros países son lo común, en la casa de Mariángel, sólo por decirlo de alguna manera.  Pero quizás lo conmovedor de toda esta historia es observarla cuando se presenta en unas instalaciones deportivas abarrotadas de espectadores que la aclaman.

Mariángel Hidalgo Cubero.

Mariángel Hidalgo Cubero.

La gente la ama; los niños y las niñas y los adultos y los jóvenes a veces tan famosos como ella, se van desprendiendo de las graderías a su paso y corren para abrazarla y tomarse fotos; y ella no se inmuta con el rompimiento de los protocolos. El carisma que se aprecia en los video clips es conmovedor.

Sin embargo, si la inmensa mayoría de los premios validan un éxito deportivo total  a esta joven generaleña, estudiante universitaria de Promoción de la Salud y el Deporte, hija de Uriel Hidalgo y Cristina Cubero, es por el apoyo que le ha brindado el Comité de Deportes de Belén y no porque en Pérez Zeledón le hayan expresado siquiera una muestra de simpatía.

Por el contrario, cuando se iniciaba en el Polideportivo de Pérez Zeledón acompañada por el equipo de natación y los padres de familia que integraban la Asociación deportiva de Natación de Pérez Zeledón (ADNAPZ) e iba a entrenar y a trabajar en la limpieza de la piscina, un día se encontró con que el acceso a las instalaciones estaba cerrado “por mantenimiento”.

Lo demás lo hizo la naturaleza, a título de “milagro” para los que, estando en el Comité de Deportes, se comportan como enemigos del deporte. Un día el río causó una gran destrucción junto a la piscina y, desde entonces, no hay natación en Pérez Zeledón. No hay interés en reparar la piscina; no hay interés en proponer y desarrollar un proyecto para contar con una nueva.

Generación de nadadores

El inconveniente es mayor si se toma en cuenta que a falta de piscina se cercenó el futuro deportivo a una constelación de nadadores generaleños como Angie Mata, Paola Morales, Johnnatan Chanto, Roger Alfaro, José Daniel González, aquellos que hace seis años daban cursos de salvamento acuático a miembros de la propia Cruz Roja Costarricense. Y a aquellos que, por falta de piscina, no han podido darse cuenta de que son virtuosos que podrían levantar el nombre de apocado cantón de Pérez Zeledón.

Con Rebeca Ramos, la entrenadora que la contactó con el entrenador nacional que, a su vez, la colocó con Belén.

Con Rebeca Ramos, la entrenadora que la contactó con el entrenador nacional que, a su vez, la colocó con Belén.

Pero más allá de lo que hace el Comité de Deportes por los deportistas, el tema también da para comentar el apoyo que da el Estado a los deportistas que un día dan la cara por el cantón en los juegos nacionales  y otro día lo dan por el país en las competencias internacionales. Los nadadores guatemaltecos, por ejemplo, reciben mil dólares por medalla de oro ganada, 750 dólares por cada medalla de plata y 500 dólares por medalla de bronce, incentivo de más para un nadador que que suele necesitar los pases para desplazarse a entrenar día a día, ininterrumpidamente.

Y, de vuelta a Mariángel: un ídolo de la infancia y la juventud costarricense amantes de la natación. La sola mención de sus éxitos demanda un libro entero y sólo a manera de ilustración, basten recordar cuatro medallas en el Ciclo Olímpico 2010, celebrado en Panamá, donde contribuyó a romper el récord centroamericano en relevo combinado; o las que ganó en 50 dorso y 200 combinado en el Centroamericano y del Caribe de Mayaguez; o el reconocimiento a la nadadora más destacada en el Delfines del NACO, en República Dominicana; o las que acaba de ganar en el Centroamericano 2013 de San José.

Aunque, como ser humano que es, no todo lo ha podido ganar como la calificación para la final en  200 dorso en Guadalajara, por 37 centésimas de segundo; o a calificación para las finales del Campeonato Mundial de Estambul, donde sólo ganó en los hits para los cien dorso, 200 dorso y 200 combinado…

Y aunque representa a Belén, ama a Pérez. (Véala en la foto de entrada).
 


23 Marzo, 2013

Anúnciate Gratis