Estrella del Sur: un cuarto de siglo forjando una cultura

Efraín Sánchez, veinticinco años al frente de una empresa que ha inducido a los generaleños a interesarse en sus propios acontecimientos.

Carlos Luis Monge Barrantes
prensa@perezzeledon.net

Hoy, en Pérez Zeledón existe toda una gama de medios informativos, escritos y radiales, televisados y electrónicos, que tienen una significativa acogida entre más y más generaleños interesados en los acontecimientos locales que, de una u otra manera, inciden en sus quehaceres cotidianos.

Pero hace veinticinco años, las actividades locales eran poco atractivas, no tanto porque no tuvieran repercusiones en los habitantes de El General, sino porque era una faceta que había alcanzado muy poco desarrollo. No había televisión local; no existía Internet y los pocos periódicos generaleños que existieron, desaparecieron sin abrir camino.

En consecuencia, se veían los noticiarios de televisión nacionales y se leían los periódicos nacionales, en cuyas páginas Pérez Zeledón sólo tenía cabida cuando ocurrían grandes accidentes de tránsito y de la naturaleza. No es que en San José despreciaran lo de Pérez Zeledón; es que también tendrían que darle espacio a los asuntos de interés local en 81 cantones y el espacio, en un medio informativo, siempre es limitado.

De allí que, con una rutina de décadas, los generaleños tuvieran predilección por los medios nacionales. Pero un día veraniego de 1987, el 15 de enero, salió a las calles de San Isidro la primera edición de Estrella del Sur, que a diferencia de los periódicos anteriores, se convirtió en un periódico “sostenible” y comenzó a cambiar la percepción generaleña de la comunicación de masas.

Se estaba dando una situación coyuntural en momentos en que el Periodismo se estaba convirtiendo en una carrera saturada y se hablaba acerca de la necesidad de crear medios informativos alternativos, para generar nuevas fuentes de empleo.

Efraín Sánchez Rojas asumió el reto. Era un experimentado periodista “de la vieja guardia” que había trabajado en Telenoticias, en El Heraldo, el Dallas Times Herald y El Sol (del cual fue socio fundador), en Texas. Además, fue Jefe de Prensa de la Casa Presidencial, durante el gobierno de Rodrigo Carazo Odio.

Dos años antes del lanzamiento de Estrella del Sur, Sánchez también trabajó en un noticiario de televisión que se llamaba Notiséis.   De entre sus compañeros recuerda a Luis Fernando Villalobos, Jorge Protti, Guido Fernández (q.d.D.g) y Mario Segura.

Ocurrió, como ocurre tantas veces, que en ausencia del Jefe de Redacción alguien tiene que hacerse cargo del noticiario, a Efraín Sánchez le recargaron honoris causa a sus fuentes de información la jefatura (asignar tareas a los periodistas) y la edición (montar el noticiario). Y así se fueron pasando los días y los meses, sin ningún ajuste salarial.

Un día, una compañera de trabajo, residente en Rivas, invitó a Efraín y su familia a que visitaran su casa y aunque el periodista  conocía someramente el Valle, la gira le proporcionó el sentimiento de que habría de establecerse en Pérez Zeledón.

Montó un noticiario en Radio 88 Stereo que estuvo al aire durante dos años, hasta que tuvo todo dispuesto para el lanzamiento del periódico. Por esos días circulaba en San Isidro un modesto periódico llamado “El Sur”, cuyo propietario, el periodista Claro González, no tuvo inconveniente en cederle el espacio a Estrella del Sur.

Se inició, así, la misión apostólica de mantener en circulación un medio informativo, de manera ininterrumpida, que ya lleva un cuarto de siglo, y una labor empresarial que le ha deparado unas satisfacciones inimaginables en aquellos momentos oscuros en que dejaba la televisión y la aparentemente confortable vida capitalina.

La labor no ha sido fácil; pero Estrella del Sur nunca se ha enfrentado a situaciones críticas. En sus inicios –y ese es el principal indicio de que existía poco interés por los acontecimientos locales- es que estibas de periódico se quedaban en las estanterías. Hoy son una necesidad, en miles de hogares generaleños.

Aún en tiempo de terremoto y huracanes, Estrella del Sur se ha mantenido hombro a hombro con los cuerpos de seguridad y salvamento, para llevar la información de primera mano a sus lectores. Ha generado polémica; ha denunciado casos de corrupción que, por su intervención, han sido subsanados.

Estrella del Sur es un periódico del pueblo y para el pueblo, donde tienen tanta cabida las informaciones de las pequeñas comunidades como de las grandes decisiones políticas y administrativas locales. Es un periódico de decidida responsabilidad social.

Es un periódico que se ha extendido: a Buenos Aires y Coto Brus; a Osa, en su versión en inglés (The South Pacfic News) y a dondequiera del mundo en que se encuentre un generaleño o, aún mejor, un regiobrunqueño, en su publicación digital.

Con mérito, el director de Estrella del Sur se acreditó el premio nacional de periodismo “Jorge Vargas Gené”, que otorga el Colegio de Periodistas, por su papel pionero en el periodismo alternativo de Costa Rica. El fruto de sus iniciativas se ha convertido, además, en una de esas empresas pujantes que han merecido el reconocimiento de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Turismo de la Zona Sur.

Pero también, un mérito indiscutible: sembrar las primeras semillas en un erial que hoy es franca tierra de cultivo.

Recientemente, de la mano de ZEWS, el periódico Estrella del Sur también tiene su edición digital, donde usted puede también seguir el acontecer regional en cualquier parte del mundo en www.periodicoestrelladelsur.com


7 noviembre, 2012

Anúnciate Gratis