Un barrio marginal en el centro de San Isidro

Sin tanques sépticos en el centro de San Isidro.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Aunque pudiera considerársele como el “barrio” más céntrico de San Isidro de El General, el sector donde se encuentra ubicado el Comité Auxiliar de la Cruz Roja de Pérez Zeledón parece pertenecer a otra ciudad ajena y marginal.

Es un sector también conocido por la famosa “Calle 3”, caracterizado por trechos que muestran las aceras más inconsecuentes con los ideales del bienestar de los transeúntes: disparejas, con gradas, postes atravesados,  a veces tan angostas que solamente cabe una persona y a veces carentes, del todo, de ellas, debido a lo cual los peatones deben caminar por la calle.

La red de aguas llega a una cuadra, pero el sector sigue dependiendo de tanques sépticos.

La red de aguas llega a una cuadra, pero el sector sigue dependiendo de tanques sépticos.

Y, sin embargo, es un tramo de la ciudad que inicia en la catedral, donde se encuentran ubicadas entidades como la Tributación Directa, la Feria del Productor Generaleño, la Escuela del Valle, la Casa de la Juventud, la Defensoría de los Habitantes, la Unión de Trabajadores Independientes de Pérez Zeledón (Utraipez), además de la Cruz Roja y todo un conglomerado de establecimientos comerciales y casas de habitación.

A lo largo de los años, organizaciones como la Cámara de Comercio han llamado la atención sobre las condiciones en que se encuentra este trecho donde, para rematar, existía un tramo de una cuadra donde la calle tenía vía en solo un sentido (de sur a norte) justamente frente a la Cruz Roja.

Como consecuencia de ello, ambulancias y demás vehículos que por ahí circulaban debían tomar una ruta que las obligaba a salir a la carretera interamericana, para poder regresar a los otros sectores de la ciudad. Esta deficiencia fue subsanada, y ahora la calle tiene vías en dos sentidos desde la terminal de buses de Tracopa hasta las oficinas de la Dirección Cantonal del Ministerio de Salud.

En algunos trechos la acera sólo admite el paso de una persona; en otros, ni siquiera hay acera.

En algunos trechos la acera sólo admite el paso de una persona; en otros, ni siquiera hay acera.

Pero no ha habido solución el inconveniente de las aceras, y una particularidad más: todos los edificios –instituciones, comercios y casas de habitación- siguen dependiendo de los tanques sépticos, a pesar de que se encuentran a una cuadra de la red de aguas negras.

Los vecinos tuvieron un comité específico, que funcionó durante años, para buscar solución a lo relacionado con los tanques sépticos, que no siempre se guardan sus secretos, pero el grupo terminó por desintegrarse debido a la falta de logros y el desánimo.

Pero el malestar continúa en este sector y la denuncia se sigue dando, porque consideran que el trabajo que debe realizar el Instituto de Acueductos y Alcantarillado es mínimo: la red de aguas está a solo una cuadra de la Calle Tres, junto a la cual recorre –de manera paralela- desde el Instituto Nacional de Seguros y el Ministerio de Salud.


23 Junio, 2015

Anúnciate Gratis