Turrialba, San Carlos y Pérez Zeledón con 25 años de “hermandad”

Una vista de San Carlos.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

E
ntusiasmados por la prosperidad de aquellos días ya lejanos, los presidentes municipales de Pérez Zeledón, Turrialba y San Carlos suscribieron una “Acta de Declaración de Cantones Hermanos”, el 26 de junio de 1988.

Veinticinco años después, las condiciones socioeconómicas han cambiado: San Carlos es cada vez más poderoso, mientras Turrialba y Pérez Zeledón sufren una crítica decadencia que demanda soluciones trascendentales.

Las diferencias no los hacen olvidar, sin embargo, que son “hermanos” y que si no han desarrollado proyectos conjuntos, la conmemoración de la fecha en que fue suscrita el acta será momento propicio para emprender acciones.

Acta de Declaración de Cantones Hermanos. Biblioteca Profesor Humberto Gamboa, Pérez Zeledón.

Acta de Declaración de Cantones Hermanos. Biblioteca Profesor Humberto Gamboa, Pérez Zeledón.

Manuel Alfaro, presidente municipal de Pérez Zeledón, comunicó en la sesión de ayer martes 21 de mayo de 2013 que estuvo conversando con su similar de Turrialba acerca de la conmemoración y sobre la necesidad de crear una comisión que se encargue de definir el término de la celebración y el marco de las conversaciones que se lleguen a dar.

San Carlos es un emporio, en virtud de un desarrollo agrícola, ganadero, industrial y turístico que ha venido en crecimiento gracias a una fuerte presencia municipal y la elemental participación de la empresa privada de dos vías: la del empresario particular y la del cooperativismo.

A la par del desarrollo empresarial particular, el sector cooperativo sancarleño es un protagonista inapelable, con la presencia de empresas como Coopemontecillos, la Cooperativa de Productores de Leche (más conocida como la Dos Pinos), la Cooperativa de Electrificación de San Carlos (Coopelesca) y la financiera Coocique, entre otras. Hasta un importante sector de los transportes públicos está cooperativizado.

Turrialba y Pérez Zeledón, mientras tanto, se estancaron. Turrialba debía parte de su éxito pretérito a la carretera Cartago/Limón y al ferrocarril al Atlántico; pero “nadie” volvió a pasar por ahí, desde que –hace tres décadas- se terminó de construir y quedó habilitada la carretera Braulio Carrillo.

Parque de Turrialba. Propiedad de costarica.com

Parque de Turrialba. Propiedad de costarica.com

En Pérez Zeledón, la decadencia se ha dado por falta de políticas públicas de desarrollo, debido a lo cual un significativo porcentaje de la población trabajadora se desplazó a los Estados Unidos con el fin de mejorar sus condiciones económicas. Y la situación parece haberse agravado con la construcción de la carretera Costanera, debido a lo cual, “nadie” volvió a pasar por San Isidro de El General.

La paradoja es que la carretera a San Carlos no conduce a ninguna otra parte que no sea al propio San Carlos y al sector que tradicionalmente se conoció como el “triángulo de la pobreza”, integrado por los fronterizos cantones de Guatuso, Upala y Los Chiles.

La conmemoración vendría a servir para observar qué es lo que está haciendo San Carlos que no están haciendo los turrialbeños y los generaleños. Los tres siguen siendo cantones primordialmente agro ganaderos y podrían encontrar puntos en común en que se puedan mancomunar.

El presidente municipal de Pérez Zeledón sugiere, por ejemplo, que los tres cantones, productores de caña, unan esfuerzos para montar una gran industria de alcoholes, que duplique los ingresos que les produce la venta de azúcar.

Y recuperar el chivo expiatorio de turrialbeños y generaleños: una carretera que una a ambos cantones a través de la cordillera de Talamanca y, con ello, se establezca una arteria que una puerto fronterizo de Paso Canoas y el puerto de Golfito con la Región Atlántica, como una gran alternativa para resucitar a los hermanos empobrecidos.

 

La foto de entrada es una vista de un sector de  San Carlos. Propiedad de alajuela.quebrato.com.


22 mayo, 2013

Anúnciate Gratis