Turismo apremia instalación de un kiosco informativo

Carlos Luis Monge Barrantes
prensa@perezzeledon.net

¡Hay que ver cómo en Pérez Zeledón se toman tiempo para tomar decisiones! El turismo rural, que es esencialmente lo que le quedó a Pérez Zeledón desde que la Costanera engulló a los turistas de playa que iban de paso y a los agentes vendedores, ha venido demandando ayuda, pero sus esfuerzos han sido insuficientes hasta para conseguir que les instalen un kiosco informativo en “el bulevar” del parque.

El “bulevar” es un trecho de calle de asfalto carcomido, que fue cerrado al tránsito de vehículos para evitar que el ruido perjudicara los servicios religiosos de la catedral de San Isidro. Es un tapón de 100 varas agregado a la ya congestionada ciudad, que es utilizado casi de manera exclusiva a alguna actividad festiva.

Es, al mismo tiempo, una extensión de la catedral y del parque. El parque es administrado por el Concejo, pero el “bulevar”, por tratarse de una vía de tránsito, es administrado por la Alcaldía.

A raíz de las reiteradas solicitudes de la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Pérez Zeledón, la Alcaldía había accedido a apoyar la instalación del kiosco informativo, pero la intromisión de otra gente interesada en tomar decisiones, interrumpió el proyecto. Otros querían desplazar el kiosco a varias cuadras más abajo, lo que la Cámara consideró equivalente a esconderlo a la vista de los visitantes.

Esta refleja una de las limitaciones con que trabajan decenas de familias generaleñas que tratan de levantar la economía familiar y, por extensión, de la comunidad de Pérez Zeledón, mediante pequeños proyectos de turismo rural, independiente o comunitario, informó Carlos Sánchez, de la Dirección Administrativa de la Cámara de Comercio.

Sánchez representa a la Cámara en una comisión para el fomento del turismo en Pérez Zeledón, que ha venido desarrollando diversas estrategias para apoyar a los agricultores que han tomado la alternativa del turismo rural y las organizaciones que han optado por el turismo comunitario.

Se ha logrado un acercamiento con el Instituto Costarricense de Turismo para impulsar a la promoción de los destinos turísticos locales que pueden ser del agrado de nacionales y extranjeros; se propone una labor de información e investigación, se ha venido capacitando a los empresarios turísticos en temas relacionados con la atención a los visitantes, las tarifas, el aspecto gastronómico, etc. con mucho apoyo del Instituto Nacional de Aprendizaje y algo del ICT.

De esa forma, y con el esfuerzo principal y a veces individual de los interesados, se han ido desarrollando proyectos a lo largo y ancho de Pérez Zeledón. Pero también hay proyectos asociativos, como uno que funciona en la cuenca media del río Saavegre –entre Los Ángeles y Santa Eduviges- distrito Páramo, donde la oferta es atractiva, aún para los isidreños que están en contacto permanente con las actividades agrícolas y ganaderas.

En Páramo es posible coparticipar con los empresarios en labores de lechería, observar el proceso cafetero que recolecta, secado y torrefacción y luego beber uno de los cafés de más alta calidad en el mundo, acompañado acaso por unos gallos de queso gourmet, allí mismo fabricado.

Así, como en Páramo, han ido surgiendo otras organizaciones en los distritos de Cajón y San Pedro, pero el apoyo directo y sistematizado de la Municipalidad, cuya función única y exclusiva es procurar el bienestar de los habitantes del municipio, es fundamental en el proceso.


27 septiembre, 2012

Anúnciate Gratis