Trincheras a dónde escapar del pensamiento cotidiano

En “Trincheras expresión artística” es posible encontrar libros, esculturas, pinturas, acudir a presentaciones de teatro y cine, ver exposiciones, participar en debates…

Carlos Monge B.
prensa@perezzeledon.net
En el centro de San Isidro de El General, 100 metros al oeste del Complejo Cultural, existe un lugar a donde siempre es posible escapar del quehacer y el pensamiento cotidiano. Se llama “Trincheras: expresión artística”.

Allí es posible encontrar un mini teatro que también sirve de mini cine y mini sala de exposiciones, una mini venta de libros usados, una exposición permanente y venta de artesanías, pinturas y esculturas, además de la oportunidad de acudir a talleres de pintura, escultura, guitarra básica y los idiomas inglés, francés e italiano.

En el proyecto están involucradas siete personas, algunas de las cuales son tan reconocidas como Fernando Herrera, filólogo, escritor y fundador de la empresa Ediciones Chirripó, y el escultor Gibrán Tabash –el escultor de la escultura de la yunta de bueyes y los campesinos que ha valorado tan poco la Municipalidad de Pérez Zeledón- con una capacidad y una técnica asombrosas para realizar esculturas con cartón.

Además, son dueños de la empresa Joaquín Soto, doctor en medicina y poeta, Albán Corrales, escultor en cartón, experto en guitarra y graduado en turismo; Oscar Leiva, estudiante de turismo y profesor de italiano y Natasha Herrera, titulada en Francés por la Universidad de Costa Rica.

Natasha explica que la idea surge de una inquietud, entre familiares y amigos, de crear un espacio diverso dónde poner al alcance del público sus conocimientos y su obra. La diversidad de la oferta es una novedad, en San Isidro.

Es posible acudir los sábados a apreciar documentales, obras de teatro y presentaciones musicales en el mini teatro “Los comejenes”, con el simple aporte voluntario de los espectadores.

Como también es posible encontrar toda una variedad de textos especializados y libros de autores nacionales y europeos, en la librería “El Che”, donde las fotografías del emblemático y carismático revolucionario argentino, Ernesto Guevara, evidencian el pensamiento socializante de “Trincheras: expresión artística”.

Una oferta adicional de la empresa son los debates, a los que puede asistir todo público, los primeros jueves de cada mes, en “Los Comejenes”.

Trincheras da espacio a los artistas generaleños para que expongan y vendan sus obras, en consignación y sólo por un pequeñísimo porcentaje, de manera que la ganancia quede en los autores y no en quienes las venden, explica Natasha.

Herrera y Soto lo que hacen con Ediciones Chirripó es refundar la editorial, mediante la edición de lo que llaman “hojita volante”, unas bajo el nombre de “3era República”, que contempla una forma de ver la Guerra del 48 diferente a como la han contado los ganadores de la contienda, y otra con el título de “Desafío”, con temas también interesantes, como una polémica que se dio en la Escuela Normal de Heredia, en 1918, entre los célebres escritores Joaquín García Monge y Carlos Gagini.

Trincheras viene funcionando desde hace cuatro meses y Natasha asegura que ha tenido una buena respuesta.
 


23 noviembre, 2012

Anúnciate Gratis