Todo un plan de gestión ambiental; pero sin destino para lo que es basura

Basurero de Cocorí, Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

P
érez Zeledón contará pronto con un “Plan Municipal para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos”, sesudo y detallado, pero carente un menudo detalle que sigue sin tener respuesta: ¿Qué va a hacer la Municipalidad con la basura, en los años venideros?

El plan municipal es un amplio documento elaborado al cabo de dos años de trabajo, que pone en blanco y negro una propuesta realizada por funcionarios municipales con el apoyo de toda una diversidad de instituciones públicas, que fue presentado en la sesión municipal de ayer, martes once de noviembre de 2014, por Oscar Salas Mora, a cargo del Subprograma Municipal de Gestión Ambiental.

Con un avance de 50 kilómetros de cobertura anual, se necesitarán 30 años para cubrir las necesidades de hoy.

Con un avance de 50 kilómetros de cobertura anual, se necesitarán 30 años para cubrir las necesidades de hoy.

Desglosa la labor que deberá desarrollarse para cumplir a cabalidad un programa que involucra a las instituciones públicas, a las comunidades y a las personas; las labores que se vienen realizando en la recolección de los desechos sólidos; las necesidades de equipos para recogerlos y transportarlos; el avance y las proyecciones que se tienen en relación con la clasificación de los residuos en los comercios, los hogares, las escuelas…

Incluye planes de educación ambiental vía medios de comunicación masiva; involucra a ministerios como los de Agricultura y Ganadería y de Educación Pública, con sus proyectos de “Bandera Azul Ecológica”; y por supuesto que a los ecológicos ministerios de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, de Planificación Nacional y de Salud.

Incluye, entre tantos otros detalles, una tabla de cálculo para las tarifas de recolección de desechos con siete categorías que van desde la pequeña casita doméstica hasta los comercios e industrias que generan grandes cantidades de basura.

El reciclaje ha disminuido los volúmenes de basura, pero la disposición final de los residuos sigue latente.

El reciclaje ha disminuido los volúmenes de basura, pero la disposición final de los residuos sigue latente.

Cumple, de alguna manera, con exigencias de la Contraloría General de la República, que permitirían a la Municipalidad catapultar la raquítica calificación que obtuvo en el último análisis de gestión municipal; y procura cumplir con una Ley, en ese sentido, promulgada en 2008.

La aprobación del plan es inminente, si se parte –además- que un grupo creado para desarrollar el plan para la gestión integral de residuos sólidos ya había presentado una primera propuesta, a la que el Concejo de Pérez Zeledón le hizo enmiendas que ya fueron corregidas.

Pero ¿Qué va a hacer la Municipalidad, con la basura? El vacío radica en que el plan parte que la basura resultante –después de la clasificación y selección de residuos para el reciclaje- se envía a plantas de tratamiento que están fuera de Pérez Zeledón. Este es un inconveniente que plantea dos aristas: hay que estar pagando un alto precio por enviar los residuos hasta plantas lejanas y, éstas, hoy, mañana o después, se van a saturar.

La cultura ambiental es cada vez mayor, y en ello contribuyen instituciones, empresas y familias.

La cultura ambiental es cada vez mayor, y en ello contribuyen instituciones, empresas y familias.

Esta observación la hizo José Noé Calvo, regidor suplente. Pero también la regidora Kemly Jiménez denunció otro detalle, tras un rápido vistazo al plan de gestión de los desechos sólidos: La Municipalidad, que está obligada a solucionar el asunto de la basura en todo el cantón, solamente lo está haciendo en sectores de los dos distritos que tienen áreas urbanas (San Isidro y Daniel Flores) y el plan se refiere a un aumento de la cobertura del servicio en cincuenta kilómetros anuales, en un territorio que, hoy por hoy, tiene 1500 kilómetros de caminos. Treinta años para actualizarse al día de hoy.

Pero el mayor problema en la búsqueda de soluciones a los desechos es que –en términos del regidor Roy Mora- a los miembros del Concejo les ha faltado carácter para tomar una decisión. Una empresa ofreció producir gas, pero la rechazaron por contaminante; otra empresa propuso producir energía eléctrica; se invirtieron tiempo y esfuerzos en instalar una planta de tratamiento, pero la desecharon porque contamina “los humedales” de La Ceniza; se rechazó la oferta de una empresa que ofreció adecuar una planta de transferencia en Las Juntas de Pacuar, porque es entregarse a los intereses de los poderosos, y la Municipalidad no lo hace porque está muy cerca de la conjunción de dos ríos…


12 noviembre, 2014

Anúnciate Gratis