Toda una organización detrás de los eventos de Semana Santa

Ante Pilatos.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

A
unque es la parroquia de San Isidro de El General la que lidera las actividades de Semana Santa, hay toda una organización, con su junta directiva, que se ocupa de cada detalle relacionado con los eventos paralelos a la misión sacerdotal.

Detrás de cada actividad, un gran esfuerzo.

Detrás de cada actividad, un gran esfuerzo.

Indumentarias nada baratas, acordes con las vestimentas de aquellos días trascendentales para la humanidad, en la Roma imperial; desfiles a paso sincronizado lo mejor que se puede; sonido, altares, memorización de diálogos y citas, un trabajo arduo detrás de cada evento con el que no solamente se rememora la muerte y resurrección de Jesús, sino que sigue marcando el paso a la evolución del cristianismo entero.

Si bien los soldados, entre otros personajes bíblicos, han sido representados por personas durante las últimas cuatro décadas, en San Isidro, las representaciones de los eventos complementarios han corrido a cargo de la Hermandad de Jesús Nazareno durante los últimos seis años.

El Vía Crucis; momentos para reflexionar.

El Vía Crucis; momentos para reflexionar.

En actividades como las de hoy viernes 29 de marzo de 2012 –la escenificación del Pretorio y el Vía Crucis, realizada en la mañana, y la procesión del Santo Entierro que se desarrollará a partir de las 5:30 de la tarde- participan 150 personas, entre ellas 50 que hacen las veces de soldados, informó Roy Vargas Leiva, miembro de la junta directiva.

Detrás de cada procesión y de cada representación hay meses de intenso trabajo, de corregir de aquí y enmendar allá y de tomar decisiones para evitar hasta la crítica inconveniente, como disponer que cada año, en la medida de lo posible, el personaje que represente a Jesús sea diferente.  Porque muchos quieren asumir la dignísima representación de Jesús y no faltará alguno que se crea con patente, reconoce Vargas.

La dirigencia de la Hermandad dispuso ir evolucionando año con año y quienes asistan a las actividades de Semana Santa con regularidad podrán observar que algunos de los colaboradores van cediendo espacio a otros que van llegando.

Acosado por la soldadesca y las turbas.

Acosado por la soldadesca y las turbas.

Las actividades que se celebran en las calles de San Isidro –y eso es algo que se procura mediante todas las procesiones que se realizan en un día como hoy en todo el mundo- son un campanazo para que la gente no olvide dos cosas: que algún día tendrán que morir y que Jesucristo –habiéndose echado a cuestas la cruz de todos- ofrece la oportunidad de disfrutar, en vida eterna.

Y nada mejor que una procesión, un acto representativo o una imagen (no un icono) para llamar la atención, en el entendido de que una buena parte del conocimiento entra por la vista.

El Viernes y el Sábado Santos no hay misa, conforme los cánones de la Iglesia. Son días de silencio y dolor; en el contexto, no hay nada que celebrar. Pero el Domingo sí es día de celebraciones: la resurrección de Jesús; la comprobación de que es Cristo y el cabal cumplimiento del mandato bíblico del regreso de el Señor.

A las 9:30 a.m. de mañana sábado habrá una solemne eucaristía en la catedral; y a las 10:30 de la mañana se dará una manifestación de fe por las calles de San Isidro, que rematará con un concierto en el atrio de la catedral.

Luego se celebrará la eucaristía a las cuatro y las seis de la tarde.


29 marzo, 2013

Anúnciate Gratis