Talleres de verano en Finca Municipal

Huertas orgánicas

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

Con una serie de talleres y actividades recreativas programados para el presente verano del 2013, dará inicio una nueva etapa de la Finca Municipal, informó Aída Sánchez, encargada de Asuntos Ambientales de la Municipalidad de Pérez Zeledón.

La propiedad ha permanecido semi abandonada durante años, a expensas de individuos que le han causado daños de la más diversa índole, desde el robo de árboles y el desmantelamiento de la casa que pronto se convertirá en la Oficina de Asuntos Ambientales hasta la ruptura de cercas para  meter animales a pastar.

Sánchez, cuya oficina se encuentra en el Complejo Cultural, tenía programado pasarse para la finca en el propio inicio de año, pero no se trasladará hasta que las instalaciones cuenten con las condiciones mínimas para trabajar. Faltan puertas y sustituir láminas de cinc, por ejemplo.

Pero lo proyectado continúa y la funcionaria espera desarrollar durante el verano un curso práctico de huerto ecológico, uno de voluntariado y otro, también práctico, sobre plantas medicinales.

Lo que se quiere, con estos cursos, es enseñar a los participantes a hacer  huertas orgánicas, a colaborar con el ornato de la finca, como la limpieza de senderos y plantar árboles y colaborar en el levantamiento de un jardín de plantas medicinales.

Aída SánchezYa no se diga en Asia, donde los increíbles japoneses vienen produciendo alimentos en los sótanos de los grandes edificios; también en Londres y Nueva York hay gente que está utilizando los espacios baldíos para producir hortalizas orgánicas, como entretenimiento y también para ayudarse con los alimentos que consumen en sus casas.

Otros cursos y talleres tienen que ver con la construcción de un jardín para mariposas y la elaboración de cremas y cosméticos naturales.

El proyecto de Aída Sánchez incluye el desarrollo de otros talleres de manualidades, manualidades con materiales de reciclaje, como la decoración de jarrones, espejos y cajas de zapatos, además de la manufactura de pulseras, collares, aretes y cuadros con naturaleza muerta.

Además, habrá un día para juegos tradicionales y dos días para caminatas exploratorias, por los senderos de la finca.

La Finca Municipal, en torno a la cual se fue formando un barrio que lleva su nombre, en el distrito Daniel Flores, llegó a la Municipalidad por donación del entonces llamado Instituto de Tierras y Colonización, y se le utilizó durante algunos años como crematorio de basura.

Hace alrededor de treinta años se le dejó de utilizar como crematorio y desde entonces se ha pensado en darle diferentes usos o destinos. Hoy, lo que se quiere es convertirla en un modelo de aprovechamiento para el desarrollo de proyectos rentables, en armonía con el ambiente.

De hecho, se piensa en desarrollar a futuro actividades que contribuyan con su auto mantenimiento.


21 enero, 2013

Anúnciate Gratis