Sugieren cortar los árboles del parque

Cámaras de vigilancia Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Aunque están conscientes de que la sola idea va a causar una fuerte reacción social, en la Fuerza Pública piden a la Municipalidad de Pérez Zeledón considerar la posibilidad de eliminar los árboles del parque de San Isidro.

Tienen claro que los árboles son importantes para refrescar el ambiente, reducir el carbono y embellecer la ciudad; pero consideran que son una barrera natural que impide realizar una adecuada labor de vigilancia, que les permita observar los movimientos de los antisociales.

Todavía quedan ángulos ciegos, que están fuera de la vista de la policía. Falta ampliar el proyecto de vigilancia por medio de cámaras.

Todavía quedan ángulos ciegos, que están fuera de la vista de la policía. Falta ampliar el proyecto de vigilancia por medio de cámaras.

Las cámaras de vigilancia, instaladas en esquinas opuestas, permiten una visión completa de los cuatro costados de la cuadra; pero no de su interior, debido a las enramadas, y una cámara adicional en el centro del parque tendría el mismo inconveniente de las exteriores, explica Oscar Jiménez Alvarado, jefe de la Delegación Cantonal  de la Fuerza Pública de Pérez Zeledón.

El parque es vigilado mediante incursiones más o menos frecuentes de policletos y motorizados; pero es muy difícil observar a los delincuentes, y todavía más documentar una aprehensión, desde que las cámaras de vigilancia instaladas en la ciudad virtualmente “los pusieron a caminar”.

Este es uno de los inconvenientes con que se encuentra la Fuerza Pública, después de que –en marzo de 2016- fueron instaladas trece modernas y poderosas cámaras de video, en lugares estratégicos que prácticamente cubren todos los sectores más neurálgicos de San Isidro.

La respuesta policial es rápida. Los narcos y los consumidores no la tienen ahora muy fácil.

La respuesta policial es rápida. Los narcos y los consumidores no la tienen ahora muy fácil.

Los resultados obtenidos mediante las cámaras de vigilancia, sin embargo, son relativamente exitosos.  Comerciantes, residentes y trabajadores del  área donde está ubicado el Complejo Cultural, coinciden en que la presencia de vendedores de drogas, drogadictos, y “bichillos raros” cayó abruptamente, desde que fueron instaladas las cámaras de vigilancia.

No es que desaparecieron, es que se pusieron a caminar. Ahora, los vendedores de drogas se desplazan por la ciudad, para evitar el asedio policial. En los alrededores del complejo todavía se aprecian personas aparentemente afectadas por las drogas o el alcohol e inclusive “trabajadoras del sexo”, a la espera de algún cliente; pero no pasan de estar en parejas o solas.

Inclusive, es posible verlas escondidas detrás del edificio del Complejo, aparentemente consumiendo drogas. Pero ya no están los grupos que se habían posicionado del sector. Y tampoco se producen riñas que duren; la policía las disuelve, en ocasiones, aun antes de que entre la primera llamada telefónica.

La Fuerza Pública sugiere sustituir la vegetación del parque de San Isidro, para mejorar la vigilancia.

La Fuerza Pública sugiere sustituir la vegetación del parque de San Isidro, para mejorar la vigilancia.

Falta, sin embargo, continuar con el proyecto de vigilancia por medio de cámaras: la Municipalidad y la empresa que instaló el sistema están trabajando en la confección e instalación de rótulos que informen a los ciudadanos que están siendo observados mediante cámaras de seguridad; y se necesita cubrir los puntos muertos, con otras cámaras, según expone el Jefe de la Fuerza Pública.

En este aspecto, Jiménez menciona la posibilidad de que los comerciantes puedan unir esfuerzos para cubrir los costos de cámaras que den cobertura a sus negocios, e integrarlas al sistema de vigilancia de Pérez Zeledón.

Expresa que el sistema sólo permitirá disminuir la incidencia, en un término razonable, si el plan de seguridad se llega a implementar con detalles que aún hacen falta. Con las trece cámaras instaladas, la policía puede observar todo lo que ocurre en las principales calles, desde el cruce del Liceo Unesco hasta el río Jilguero hasta el bar Uno Más.


10 septiembre, 2016

Anúnciate Gratis