Sin dinero ni esperanzas para reparar todos los caminos

Trabajadores municipales y vecinos de Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

C
omo suele ocurrir durante los últimos meses de las temporadas lluviosas, los caminos de las áreas rurales de Pérez Zeledón entran en un acelerado deterioro, ante la impotencia de la Municipalidad para repararlos.

Este es un fenómeno característico de los municipios rurales o semi rurales del país, debido a que no cuentan con abundantes ingresos locales, como sí los tienen las municipalidades metropolitanas y por la existencia de un modelo de financiamiento retorcido, en el Gobierno Central, que perjudica a las más pobres.

"Los recursos siempre van a ser insuficientes para atender las necesidades".

“Los recursos siempre van a ser insuficientes para atender las necesidades”.

Los caminos se están deteriorando; los hay donde que han desaparecido por completo los revestimientos de lastre; algunos ya entraron en la etapa en que sólo son transitables por vehículos de doble tracción; y ya se avecina la temporada de cosechas, alertó Freddy Barrantes, regidor suplente (Partido Unidad Social Cristiana) anoche -16 de setiembre de 2013- durante la sesión ordinaria del Concejo de Pérez Zeledón.

Esta es una situación dramática en que la Municipalidad puede hacer poco, por escasez de maquinaria y porque los recursos para la reparación de caminos, provenientes de peajes e impuestos a los combustibles no están llegando, de la forma en que debiera, a la mayoría de las municipalidades, complementó la alcaldesa Vera Corrales.

Por disposición constitucional, a las municipalidades les corresponde el diez por ciento del presupuesto nacional, pero no les está llegando más que el dos por ciento. Hacienda le está dando un uso diferente a los ingresos provenientes de la Ley 8114, con claro perjuicio para la mayoría de las municipalidades, amplió Corrales.

“No se puede dar mantenimiento a la red vial con el presupuesto que manda el Ministerio de Hacienda; ninguna municipalidad puede hacerlo”, agregó la Alcaldesa, al explicar que sólo pueden mantener caminos en buenas condiciones las municipalidades de territorios pequeños con fuertes ingresos provenientes del cobro de patentes.

Camino al poblado de San Blas, en El General.

Camino al poblado de San Blas, en El General.

Que no se entienda que estoy culpando a la Alcaldesa; los caminos son muchos, los recursos pocos y la maquinaria (escasa y vieja) se pasa más en el taller que trabajando, dijo el regidor Barrantes, al solicitar (informalmente) que se declare a Pérez Zeledón en estado de emergencia, por causa de los caminos.

Se hace lo que se puede; si una máquina se daña, se le repara y se continúa trabajando; pero las posibilidades de atender las necesidades de caminos en todo el cantón son remotas, respondió la Alcaldesa. Si hay caminos en buen estado, y si se va avanzando en el mejoramiento (el cementado, por ejemplo) de otros, es por la ayuda que brindan a la Municipalidad otras instituciones, como el Ministerio de Obras Públicas y la Comisión Nacional de Emergencia y del aporte de las propias comunidades, agregó.

Dijo, además, que mientras se llega a promulgar una reforma a la Ley 8114, para darle el correcto curso a los ingresos, lo que corresponde es seguir trabajando juntos, para al menos mitigar las necesidades de caminos.

CRÉDITOS: Fotos de entrada (barrio San Andrés) y San Blas (General) por cortesía de la Municipalidad de Pérez Zeledón.

17 septiembre, 2014

Anúnciate Gratis