Se avecinan días de tensión en la zona sur

Palmar Sur Osa Informativo

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Un proyecto habitacional que se comenzó a construir a paso redoblado ayer, en Palmar Sur, no parece mitigar la tensión que se está viviendo en la zona sur, desde que una juez de ejecución de sentencia ordenó “el segundo y último desalojo” de dos fincas en disputa.

Brigadas de voluntarios trabajan a paso redoblado para alojar a un grupo de familias.

Brigadas de voluntarios trabajan a paso redoblado para alojar a un grupo de familias.

La solución definitiva a la demanda de un centenar de familias, que aspiran a tener tierras para trabajarlas, está proyectada para el segundo semestre de 2016; pero la orden judicial es para la evacuación de un cuadrante de la finca Chánguena y de la totalidad de la finca Cobasur, en el término de tres meses, que se cumple el 25 de diciembre.

El conflicto que se vive en este sector del cantón de Osa, en el sureste de Costa Rica, es viejo; pero un primer desalojo de las fincas, ocurrido el 31 de julio del presente año 2015, desató una efervescencia social en que los campesinos recibieron el apoyo de diversas organizaciones sociales.

Las tensiones se dieron en el puente del río Grande de Térraba, durante varios días, y si no se dieron situaciones graves  y de consecuencias irreparables fue porque el Gobierno dio oportunidad a los campesinos desalojados de regresar a las casas y tierras que habían ocupado durante años.

La Universidad Nacional ha jugado un papel determinante, en la búsqueda de soluciones.

La Universidad Nacional ha jugado un papel determinante, en la búsqueda de soluciones.

Una empresa privada alega tener derechos sobre esas tierras y la juez de ejecución de sentencia, Lorena María Montes de Oca Monge dio la dar razón al empresario, en una sentencia  con tono categórico que dice:

  • Como consecuencia del reingreso de los invasores…  y según lo acordado entre las actoras (los empresarios que alegan tener derechos sobre la finca) y el Estado, procédase con un segundo y último desalojo a su cargo, dentro del plazo máximo de tres meses, contados a partir del próximo 25 de setiembre.
  • Se recuerda a las actoras que a partir de la puesta en posesión de las áreas objeto de desalojo en su condición original deberán proceder de inmediato con medidas de seguridad y cercamiento, pues a partir de ese momento quedan bajo su única responsabilidad.
El 25 de diciembre vence el plazo para el desalojo "segundo y definitivo".

El 25 de diciembre vence el plazo para el desalojo “segundo y definitivo”.

  • Procure el Estado que la deplorable situación que embarga a las familias que han de desalojarse no tiña la diligencia a su cargo, no comprometa la seguridad de los funcionarios de la Fuerza Pública ni la integridad de quienes quedarán encargados del cuido de las áreas que se desocupen. Los terrenos deben ser entregados libres de construcciones y cultivos.

Las iniciativas de mitigación del conflicto fueron adoptadas por medio de un convenio entre el Poder Ejecutivo y la Fundación TECHO Costa Rica.  Ayer, sábado 19 de diciembre de 2015, se inició la construcción de 38 viviendas, para un total de 144 personas, en una finca del Banco Hipotecario de la Vivienda.

Las viviendas fueron adquiridas por el Instituto Costarricense de Desarrollo Rural (Inder), a un costo de 76 millones de colones.  Y lo que se espera es completar un proyecto de residencias para al menos 100 familias.

Los propios beneficiarios están trabajando en la primera parte del proyecto, acuerpados por brigadas de funcionarios públicos y estudiantes de la Universidad Nacional; pero sólo quedan cinco días para el ejecútese y una parte de los campesinos -que no aceptan una vivienda cómo solución- lo que aspiran es a tener tierras para trabajar.

 

Créditos: Las imágenes fueron tomadas de Facebook de Osa Informativo y de Rafael Méndez a través de Karol Montero.


20 Diciembre, 2015

Anúnciate Gratis