Saúl Fernández Rivera: Un capítulo de nuestra historia

Saúl Fernández Rivera

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Tras su fallecimiento –comunicado en la mañana de hoy, por su familia- el empresario Saúl Fernández Rivera deja un enorme legado de sentimentales recuerdos que, de alguna manera, se vienen expresando en las redes sociales.

Quizás la mayor referencia acerca de su generosidad, sea un artículo publicado en PerezZeledon.Net, en 2013, a propósito de un cumpleaños de su almacén El Cinco Menos, convertido en un centro comercial donde se puede “encontrar de todo” lo que un ciudadano ande buscando:

Mientras la salud se lo permitió, siguió llegando ratitos, porque la gente lo quería saludar.

Mientras la salud se lo permitió, siguió llegando ratitos, porque la gente lo quería saludar.

“Y ahí sigue llegando don Saúl Fernández, en las tardes, porque hay clientes que quieren saludarlo y agradecerle; porque hay quienes prefieren que sea él –y no otro- el que les haga el descuento; y porque atender personalmente a sus clientes es una forma –dice el empresario- de darle gracias a Dios por las bendiciones que le ha deparado”.

Lo recuerdan hombres y mujeres, de al menos tres generaciones; lo recuerdan los niños; lo recuerdan gentes que, ya convertidas en profesionales o empresarias solventes, llegaban sólo para conocer al benefactor que un día les dio a sus padres un diario fiado o les prestó un saco de azúcar para abastecer la pulpería.

Así era Saúl Fernández. Y con esas referencias llegó el momento de la despedida. Su cuerpo estará siendo velado desde la una de la tarde de hoy –domingo ocho de mayo de 2016- en el templo de El Calvario, y será sepultado mañana, en el Cementerio Municipal, tras las honras fúnebres programadas para las diez de la mañana.

Hijo don Marcelino Fernández, que siendo boyero, carnicero y ganadero que por años fue un hombre de confianza del caudillo José Figueres, el nombre de Saúl Fernández emergió de la modestísima comunidad rural de San Antonio de Río Nuevo.

Fotografía emblemática ubicada en la pared del fondo de El Cinco Menos.

Fotografía emblemática ubicada en la pared del fondo de El Cinco Menos.

Desde muy joven, salió a buscar mejores horizontes económicos y, tras haber adquirido algunos conocimientos comerciales, se estableció en un tramo adyacente a lo que entonces era la terminal de buses de San Isidro de El General, detrás de lo que hoy es el Complejo Cultural, el 22 de abril de 1962. Lo llamó “Comisariato”.

Aunque había almacenes grandes y tradicionales, apenas pasaron pocas semanas para que El Cinco Menos necesitara un equipo de catorce colaboradores, para atender la creciente cantidad de clientes, recordaba el empresario.

¿De dónde le provenía el éxito?, se le preguntó a don Saúl: “De entender que los clientes no tienen dueño; que se está para servir, para agradecer y para respetar al cliente; y parte de eso tiene que ver con la calidad de los productos”.

Cuando se inició en el comercio no era más que un muchacho.

Cuando se inició en el comercio no era más que un muchacho.

En el 65 se trasladó a la Calle del Comercio y amplió la oferta de su almacén, a abarrotes  ropa, ollas, cristalería, botas de hule y todo lo que pudieran necesitar sus clientes. “Todo lo que pudieran necesitar sus clientes”, de la manera en que ha venido ocurriendo también durante los últimos años: tabaco para los que todavía prefieren enrolar un puro; combustible para la carbura…

En el 78, tuvo la oportunidad de comprar una propiedad que le vendieron al frente de donde estaba ubicado. Es el lugar donde primero el Almacén El Cinco Menos, y después el Centro Comercial El Cinco Menos, ha estado como lugar de arribo de clientes imperecederamente agradecidos y punto de referencia para los generaleños.

A Saúl Fernández se le recordará por la atención calurosa que brindó a todos, y más la generosidad con sus clientes más humildes, pero también por la solidaridad que tuvo con sus empleados. Decenas, cientos, encontraron en El Cinco Menos de Saúl Fernández, el respaldo que necesitaron para encontrarle a la vida un sentido y un sendero.

Saúl Fernández Rivera es un capítulo de nuestra historia.


8 Mayo, 2016

Anúnciate Gratis