Satisfacción en Pérez Zeledón con elecciones infantiles y juveniles

Imagen: Satisfacción en Pérez Zeledón con elecciones infantiles y juveniles

Xinia Zúñiga Jiménez

xinia@perezzeledon.net

No importó la gran fila, el sol, el cansancio o cualquier otro obstáculo, ya que la ilusión de emitir su voto por el candidato de su preferencia -algunos por primera vez- se les reflejaba en su tierno rostro. Y dieron un gran ejemplo, ya que el abstencionismo en nuestro país para las elecciones del 2006-2010 alcanzó un alarmante 34%.En la oficina de la Defensoría de los Habitantes de Pérez Zeledón la fila era enorme, algunos niños y jóvenes pedían a sus padres que se esperaran un poco más, pues deseaban ejercer el derecho al sufragio, aunque las votaciones son simbólicas; sin embargo, para ellos pareciera que tienen mucho valor.

Durante nuestro recorrido conversamos con padres de familia, abuelos y niños, quienes nos dieron su punto de vista con respecto a esta oportunidad que les brinda el Tribunal Supremo de Elecciones.

Consuelo Fallas Ceciliano, madre del candidato a la Presidencia Ottón Solís Fallas

Consuelo Fallas Ceciliano, madre del candidato a la Presidencia Ottón Solís Fallas, llegó con dos de sus nietos, Josué y Karolina Solís Atencio de seis y tres años respectivamente, quienes según dijo, desde muy temprano estaban con ansías de poder emitir su voto.

“En nuestros tiempos hubiéramos deseado participar en unas elecciones infantiles, pero gracias a Dios que el tiempo está dando esas oportunidades para que ellos también participen y se entusiasmen”, manifestó a este sitio la madre del candidato del Partido Acción Ciudadana.

Agregó que Karolina se levantó desde la 3:00 a.m y luego a las 6:00 a.m. a acompañó a una Misa celebrada en la Iglesia El Divino Niño.

Gladys Valverde Picado, vecina del Barrio San Andrés

Gladys Valverde Picado, vecina del Barrio San Andrés, también se mostraba emocionada al llevar a las urnas a sus hijos Andrés de 9 y Daniela de 6 años, ya que para ella es muy importante inculcarles desde pequeños el deber y el derecho que tenemos los costarricenses de poder elegir a nuestros gobernantes.

“Yo pienso que estas elecciones infantiles y juveniles son muy buenas para que vayan aprendiendo que es un deber y que estamos en un país democrático, con el fin que valoren ese derecho que tenemos en Costa Rica y del que carecen otros países, en donde se desean la oportunidad que tenemos. Estamos contentos al venir a votar”, expresó doña Gladys.

Aaron de 8 años de edad, quien llegó a votar en silla de ruedas

Por su parte, la Licda. Leyla Bonilla Bonilla, vecina de San Isidro centro, expresó que las elecciones infantiles y juveniles son muy importantes para que desee pequeños conozcan lo que es la democracia y la vivan.

Ella llegó con su hijo Aaron de 8 años de edad, quien llegó a votar en silla de ruedas pues tiene un padecimiento en las piernas y pese a que no quiso brindar ninguna declaración sobre este derecho que les brinda el Tribunal Supremo de Elecciones, según su madre, estaba muy emocionado de poder votar.
“La democracia hay que hacerla, nos la dieron y costó mucho y no es posible que hayan personas que se queden en la casa por pereza o por lo que sea. Hay que forjarla cada día”, finalizó.

Mariana Semeraro Román del Barrio Las Américas

Mariana Semeraro Román del Barrio Las Américas, expresó también la importancia sobre la oportunidad que se les brinda de ir forjando la democracia. Ella estuvo trabajando en las mesas de votación y manifestó que se sentía doblemente motivada de estar ahí.

“A mí me parece muy bien que podamos elegir a los gobernantes, porque el país necesita un Presidente. Voté por el PAC porque es el partido que me gusta”, añadió esta pequeña de 8 años de edad, mientras ayudaba a los niños a mancharse el dedo con violeta en señal de que ya habían votado.

“Actividad exitosa ”

Zayda Quesada Barrantes, funcionaria de la Defensoría de los Habitantes

Zayda Quesada Barrantes, funcionaria de la Defensoría de los Habitantes, por su parte dijo que desde las 7:30 a.m. abrieron las mesas de votación y que recibieron niños con discapacidad, de lugares lejanos y con muchas otras características.

“En el Hospital Escalante Pradilla también colocamos una mesa y pudieron ejercer su voto durante una hora alrededor de 20 niños. Con respecto a la edad, sólo se pide que sean menores de 18 años, pero para abajo no hay límite, lo único que se pide es que puedan expresar por quién desean votar”, indicó la funcionaria de la Defensoría.

Quesada Barrantes añadió que lo más importante es que los menores vayan desarrollando ese sentimiento de amor a la patria y como ejemplo dijo que tuvieron casos de padres de familia que quisieron imponer su opinión pidiéndole a sus hijos que cuidado los traicionaban, pero que los corrigieron diciéndoles que el voto es de ellos y sólo ellos pueden decidir por quién votar.

“Hubo casos en los cuales algunos padres llevaron a sus hijos a votar y después ellos no querían ir, hasta que fueron convencidos por los menores de que fueran a ejercer el derecho al voto.

Las elecciones fueron un éxito. Se dispusieron 1600 papeletas y antes de las 3:00 p.m. ya habían votado 1200 niños y jóvenes, lo cual nos indica que el esfuerzo valió la pena”, subrayó doña Zayda Quesada.


12 febrero, 2006

Anúnciate Gratis