San Isidro es puro caos vial

Imagen: San Isidro es puro caos vial

Generaleños lidian con las presas en horas pico

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net


El caos vial en horas pico en nuestra ciudad es cosa seria.

La ciudad generaleña se ha vuelto un caos vial en horas pico a consecuencia de los trabajos de ampliación del puente sobre el río San Isidro, lo cual genera malestar en los vecinos, no por la realización de las obras en el puente, sino por la poca presencia de oficiales de tránsito regulando el flujo vehicular.

De 4:00 p.m. a 6:00 p.m. las presas son mayores, y los choferes optan por utilizar rutas alternas como las de los sectores de Los Reyes, Fuerza Pública y Antigua Shell, produciéndose así un tapón vial evidentemente estresante.  
Aunado a esto, la gran cantidad de vehículos mal estacionados –y en línea amarilla– obstruyen el paso de los otros carros que parecen venir en procesión.  

En síntesis: un verdadero desorden vial se está viviendo en San Isidro de El General.

Alejandro Rojas, vecino del cantón, comentó que se ven muy pocos tráficos en las calles.Considera que sería bueno que estén, no solo para que regulen el tránsito, sino también para que impidan que los choferes estacionen en zona amarilla.

Alejandro Rojas, vecino del cantón.

“Deberían brindar más colaboración y apurar a la gente a transitar en sus carros”,” indicó Rojas.

Alex Vargas, taxista generaleño, manifestó que la estructura vial de la ciudad colapsó. Él cree que la presencia de oficiales de tránsito no es la solución, sino rediseñar las rutas viales del casco urbano.

De acuerdo con el director regional de Tránsito, Olman Vargas Gómez, cuentan con poco personal para atender la ciudad, principalmente en horas pico, pues es cuando se producen más accidentes en sectores alejados y los oficiales se ven obligados a desplazarse.

“Aquí contamos solo con 16 oficiales para Pérez Zeledón y estos hay que repartirlos en tres turnos de ocho horas. Sin embargo, lo que estamos haciendo es ubicar un grupo en los puentes sobre el río San Isidro y Jilguero”, acotó Vargas Gómez.

El director de Tránsito aseveró que otra causa que está generando presas en la ciudad es el montón de carros que hay en Pérez Zeledón, los camiones de carga y descarga y la escasez de parqueos.

“Otra situación es la costumbre de utilizar el vehículo para todo, incluso hasta para ir a comprar el pan y las verduras a cien metros de la casa”, concluyó Vargas Gómez.


2 Septiembre, 2010

Anúnciate Gratis