San Francisco lo logró: tendrán escrituras

Los habitantes del caserío San Francisco de Asís presionaron reiteradamente.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Dos solitarios y sorprendidos vecinos de San Francisco de Asís, un caserío del Distrito Daniel Flores, se convirtieron anoche en portavoces de la noticia que más han esperado durante las últimas dos décadas: los dueños de los lotes tendrán escrituras.

Hubieran querido aplaudir, pero ¿sólo dos, aplaudiendo? Hubieran querido dar las gracias, pero ya habían dispuesto que iban a limitar su presencia a escuchar la resolución que pudiera tomar el Concejo, sin subir a la tribuna. Y en San Francisco de Asís no hay dispositivos para tocar a rebato, como se hacía en los pueblecitos con las caracolas y las campanas.

Aunque la mayoría de los lotes no da la medida, el Concejo siempre tuvo una posibilidad de solución.

Aunque la mayoría de los lotes no da la medida, el Concejo siempre tuvo una posibilidad de solución.

Pero, ya con calma, los habitantes de San Francisco de Asís hoy sabrán que pronto tendrán las escrituras de los “micro lotes” donde han venido viviendo desde hace tantos años y en los que, algunos los pioneros ya fallecieron, con el sueño incumplido de ser dueños de un título de un propiedad.

El acuerdo que abre la oportunidad de que los vecinos de este caserío -69 familias en total- fue adoptado por siete de los ocho regidores presentes en la sesión ordinaria de la Municipalidad de Pérez Zeledón ayer, cuatro de agosto de 2015.

Resuelven así un conflicto que se comenzó a gestar en 1988, cuando el Instituto de Desarrollo Agrario (ahora Instituto de Desarrollo Rural) cedió una parcela a la Asociación de Damas Voluntarias de Pérez Zeledón, recordó el regidor Manuel Alfaro.

Pero la progresiva ocupación de la tierra, por familias que fueron llegando, llevó a las Damas Voluntarias a traspasar la tierra a favor de la Municipalidad de Pérez Zeledón, a inicios de los años 90. De ahí el conflicto: la parcela se convirtió en una lotificación de hecho, con el inconveniente de que una gran cantidad de lotes no tiene las medidas que exige la ley para la construcción de casas.

Además, hay una calle con una extensión de cerca de 100 metros que sólo tiene cuatro metros de ancho, y la ley solamente concibe calles de servidumbre cuando tienen menos de 60 metros de largo y cuatro metros de ancho, según explicó Alfaro.

Por fin, los residentes del caserío San Francisco de Asís tendrán sus títulos de propiedad.

Por fin, los residentes del caserío San Francisco de Asís tendrán sus títulos de propiedad.

Las iniciativas municipales para traspasar nuevamente la propiedad a favor del Instituto de Desarrollo Rural, para que titulara las tierras, fueron rechazadas reiteradamente. En el INDER fueron claros en que no iban a recibir esa propiedad si no contaban con un acuerdo municipal que visara los planitos y aceptara el caminito como calle pública.

La comunidad entera se presentó reiteradamente en el Concejo, durante los últimos años, a presionar para que les resolvieran el problema y el Concejo  asumió la responsabilidad de autorizar el visado de planos por excepción, en el pasado mes de mayo.

La Administración Municipal se encargó de presentar la documentación en la Notaría del Estado, aun cuando se debe entender que la mayoría de los lotes no da la medida, que dos de ellos no dan el ancho y que el corredero es “una calle de hecho”, según aclaró la alcaldesa Vera Corrales.

Uno de los dos solitarios vecinos de San Francisco llegó apresuradamente al auditorio donde se reúne el Concejo a indagar sobre los avances del caso. Dijo que no quería hablar; solamente escuchar. Y sólo había llegado el otro vecino; nadie más, cuando se esperaba que llegara todo el pueblo.

El presidente municipal, David Araya, solicitó un acuerdo para modificar la agenda y conocer el Caso San Francisco. Y se produjo “un milagro” que no convenció a todos: la regidora Kemly Jiménez, que había luchado desde tiempos inmemoriales para que la Municipalidad resolviera el conflicto, votó en contra de la solución, porque le pareció sospechoso que después de tantos años, el Concejo viniera a tomar un acuerdo ahora, justamente, “en tiempo de campaña política”.


5 Agosto, 2015

Anúnciate Gratis