Revocaron prohibición al licor en los Días Santos

Licores, Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Del ahogado, el sombrero. El sector comercial de Pérez Zeledón se apuntó un pírrico y microscópico triunfo, en su lucha por la supervivencia, al quedar abierta la posibilidad de que los negocios donde se venden bebidas alcohólicas funcionen durante los denominados “Días Santos”.

El Concejo revocó un artículo del Reglamento a la Ley de Regulación y Comercialización de Bebidas con Contenido Alcohólico, en el que se establecía explícitamente que quedaba prohibido el expendio de licores, en todo el cantón de Pérez Zeledón, durante los días jueves y viernes santos.

Un alto porcentaje del turismo se perdió, en Pérez Zeledón, con la apertura de la costanera.

Un alto porcentaje del turismo se perdió, en Pérez Zeledón, con la apertura de la costanera.

Tras el acuerdo, adoptado en firme durante una sesión extraordinaria del presente mes de julio de 2015, quedará a criterio de los regidores si aplican o no la “ley seca” durante cada celebración de Semana Santa.

El Concejo tomó la decisión a partir de una solicitud del director ejecutivo de la Unión Nacional de Gobiernos Locales, Leonardo Campos Castillo, que fue analizada y avalada por la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Municipalidad de Pérez Zeledón.

La posibilidad de vender licores durante los días santos, originalmente reservados a actividades religiosas y luego tomados como punto de referencia para el disfrute de vacaciones, es un una pálida luz de puerta entreabierta, para el sector comercial y turístico, venidos a menos en Pérez Zeledón debido a una prolongada crisis.

Las dificultades, en parte, tienen que ver con la apertura de la carretera costanera, que absorbió un alto porcentaje del tránsito de turistas y comerciantes que pasaban por Pérez Zeledón durante sus viajes hacia el litoral pacífico, la zona sur y el Valle Central.

Los patentados tuvieron que librar una larga batalla, para que no los desaparecieran del mapa.

Los patentados tuvieron que librar una larga batalla, para que no los desaparecieran del mapa.

Luego, el Reglamento a una novedosa Ley de Licores ensombreció todavía más el panorama de comercial y turístico, con una piñata de impuestos que estuvo por sacar del juego a los patentados. La intervención de la Asociación Nacional de Patentados y la Cámara de Comercio de la Región Brunca llevó a la Municipalidad a reconsiderar las tasas, para evitar la quiebra masiva de negocios dedicados al expendio de bebidas alcohólicas.

Pero esta posibilidad de vender licores en Semana Santa –causante de un vacío entre los vacacionistas que acuden a los restoranes- es una mínima parte de las demandas empresariales. En las calles céntricas de San Isidro de El General hay que pagar por el estacionamiento de vehículos, algo que es considerado como una forma ahuyentar a los consumidores  la ciudad.

También se han venido posponiendo soluciones a los aspectos relacionados con la seguridad de los ciudadanos en sectores críticos de la ciudad; y no toma vuelo una iniciativa para que la Municipalidad apoye al sector con la puesta en funcionamiento de un quiosco donde se brinde información a los visitantes sobre las alternativas que ofrece el turismo generaleño.


23 Julio, 2015

Anúnciate Gratis