Retraso adicional al relleno sanitario para comprobar si las lagunas se secan

Carlos Luis Monge Barrantes
prensa@perezzeledon.net

Una salida inconsulta de un regidor suplente retrasará durante al menos cinco meses más el inicio del proyecto del centro para el tratamiento de la basura de Pérez Zeledón, con lo que la Municipalidad deberá continuar resolviendo el empalagoso problema mediante soluciones de emergencia.

El inicio de la obra quedó en suspenso la semana pasada por disposición del Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (Minaet) para determinar si las lagunas que existen en el terreno donde se iba a construir el centro, en el sector de La Ceniza, al sur de San Isidro de El General, se secan durante el verano.

El regidor, Gilberto Monge, presentó una denuncia en el Minaet, bajo el argumento de que existen lagunas naturales y manantiales, cuya alteración causaría un severo daño al medio ambiente. El Minaet tiene que actuar, cuando existe una denuncia de esa índole, y su decisión de esperar hasta marzo para comprobar que el dicho del regidor tiene sustento difícilmente tiene reconsideraciones.

La finca está situada a unos siete kilómetros al sureste de San Isidro y se había mostrado como la solución más viable al tratamiento de la basura que producen los pobladores de un amplio sector de Pérez Zeledón. Es más, no hay alternativas a la vista.

El depósito de basura existió hacia el sur de Lomas de Cocorí durante treinta años y ya en el año 2003 había una disposición para cerrarlo, emanada por la Dirección Regional Brunca del Ministerio de Salud.

Los años siguientes fueron de angustia para la administración municipal por la lentitud de los trámites burocráticos y por la presión que ejercían vecinos de la comunidad y regidores municipales. Dos recursos de amparo interpuestos contra la entonces alcaldesa, Rosibel Ramos, fueron declarados con lugar, pero la imposibilidad de contar con el visto bueno para el nuevo depósito, fue estirando la vida del viejo botadero hasta los primeros meses de la administración de Luis Mendieta.

Esa circunstancia llevó a los habitantes de Cocorí a cerrar a la brava el ingreso al basurero, debido a lo cual la basura comenzó a acumularse en las calles de un amplio sector de Pérez Zeledón. Mendieta intentó intervenir el botadero con el apoyo de la fuerza pública en la madrugada del domingo 28 de agosto del 2011, pero sólo logró generar un zafarrancho y convertir a Cocorí en cabeza de playa para su posterior destitución.

La Municipalidad buscó opciones para llevar la basura y sólo la encontró de manera permanente, hasta ahora, en Montes de Oro, Puntarenas, a 200 kilómetros de distancia y a un alto costo para el ya de por sí escuálido erario municipal.

Con base en las posteriores gestiones realizadas por la Administración y el apoyo de miembros del Concejo, se daba por un hecho de que se estaba a las puertas del inicio de la construcción del nuevo centro para el tratamiento de la basura. Pero vino la denuncia de Gilberto Monge, la semana pasada, y la detuvo una vez más.

La alcaldesa Vera Corrales Blanco, diversos regidores y colaboradores de CoopeAgri, antigua dueña del terreno, han sido reiterativos en que las lagunas son artificiales, construidas para abastecer de agua las siembras de caña cooperativas. Coinciden en que las lagunas se secan durante el verano.

La actitud del regidor suplente del Partido Acción Ciudadana (PAC) ha sido severamente reprochada por los dos regidores titulares de su mismo partido, David Guevara y Esther Madriz. Consideran que su denuncia obedece a una actitud individualista a la que no le ven pies ni cabeza, porque si de proteger el medio ambiente se tratara, habría muchas cosas que resolver antes que obstaculizar un proyecto urgente que ha costado dolor y lágrimas.

La alcaldesa Corrales indica que los detalles del proyecto están contenidos en un legajo de nueve volúmenes y la regidora Esther Madriz lamenta que se esté bloqueando de esa manera un trabajo que han valorado y con el que se han identificado instituciones como la Contraloría General de la República y el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal. Reconvino a Monge porque con la paralización del proyecto también se esté dando largas a la generación de una importante cantidad de puestos de trabajo.

Además, hay un sentimiento de reproche generalizado porque, si en efecto se llegara a prohibir en La Ceniza la instalación del relleno, no hay a la vista otras posibilidades para solucionar el problema.

Monge respondió que a él le presentaron una denuncia por las lagunas y los manantiales y tenía que investigar; porque “no se sabe dónde comienza la finca municipal y dónde la de CoopeAgri” y porque fueron volteados unos árboles sin autorización ninguna. Dijo que visitó la finca, acompañado por un funcionario del Minaet y adelantó que “seguirá investigando”.

La Alcaldesa confirmó que, en efecto, se está tratando de identificar a la persona que ingresó a la finca a cortar los árboles (con el aparente propósito de robárselos) y el regidor Manuel Alfaro (Movimiento Libertario) aclaró a Monge que al ingresar a la finca, sin haber pedido permiso, lo que hizo fue invadir una propiedad privada.

 


5 octubre, 2012

Anúnciate Gratis