Retoman proyecto para adoquinar la plazoleta de San Isidro

Plazoleta, San Isidro de El General, Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a Municipalidad de Pérez Zeledón retomó el proyecto de adoquinado de la plazoleta que une la catedral con el parque de San Isidro de El General, con miras a crear un fascinante conjunto arquitectónico que, además, corresponda a la cultura de los generaleños.

Así se verá el conjunto arquitectónico catedral/plazoleta/parque.

Así se verá el conjunto arquitectónico catedral/plazoleta/parque.

Acostumbrados a ver a Pérez Zeledón más con el corazón que con los ojos, los generaleños ahora sí, no van a querer irse; o por lo menos se detendrán a tomarse una foto que los acompañe como parte de su ser, según se han propuesto los funcionarios municipales que aspiran a mejorar la apariencia y utilidad del centro de San Isidro.

Es el viejo proyecto anunciado cuando una empresa privada –Pedregal- ofreció construirlo a título de regalo, a cambio de que le dieran permiso para que sus vagonetas pudieran entrar y salir a una finca de su propiedad, ubicada en Las Juntas de Pacuar, en el distrito Daniel Flores.

Pero como el proyecto fue descartado (porque, entre otras cosas, también tenía que ver con la instalación de una planta de selección de la basura), ahora la Municipalidad se ha propuesto adoquinar la plazoleta con sus propios recursos. Tiene presupuestados unos cuarenta millones de colones, y espera haber concesionado la obra y tenerla disponible, ojalá, antes de que termine el presente año 2014.

La fuente de agua y la pileta que tanto extrañan los generaleños.

La fuente de agua y la pileta que tanto extrañan los generaleños.

Pero si la plazoleta –de adoquines de colores y un diseño que representa los diversos niveles topográficos de Pérez Zeledón- llega a unir el concepto católico representado por un mural de San Isidro labrador, elaborado en mármol, con el citadino parque de la ciudad, los generaleños seguirán sintiendo un vacío: el de la pileta.

Ésta fue una fuente de agua de gran atractivo y sentimentales recuerdos que acompañó a los generaleños durante décadas, pero que fue eliminada cuando se construyó el nuevo parque. Se le sustituyó por una refinada obra arquitectónica (que representa a los ríos, la cordillera de Talamanca, el cerro Chirripó) que cayó en desgracia por falta de agua.

La fuente está seca; y el agua de la lluvia a veces se empoza.

La fuente está seca; y el agua de la lluvia a veces se empoza.

Ambas fontanas (además del Estadio de Pérez Zeledón) se alimentaron de una paja de agua tomada del río San Isidro, justamente a un lado de donde está “el gimnasio de abajo”, del Liceo Unesco. El agua bajaba por un cauce zanjado hasta donde estuvo el edificio de la cafetalera La Meseta, y después continuaba por alcantarillas hasta el parque y el estadio.

Pero la urbanización invadió los terrenos aledaños de la paja; el cauce se contaminó; y cuando la contaminación y los hedores se volvieron molestos, los vecinos acudieron a las vías administrativas y judiciales para que el riachuelo fuera clausurado.

Se está deteriorando rápidamente.

Se está deteriorando rápidamente.

Hoy, el parque es objeto generalizado de elogios por la simplicidad de su belleza, pero (también generalizada) la crítica porque los conductos y las piletas están secas y, más que eso: la obra se ha ido deteriorando aceleradamente, las luminarias fueron destruidas por las personas que se les han parado encima y, por falta de mayor atención, el agua de la lluvia a veces se estanca, convirtiéndose en “residenciales” de lujo para los zancudos.

En conversación acerca de la falta de atención a la fuente de agua del parque, hoy, viernes 17 de octubre de 2014, la presidenta municipal, María Esther Madriz, prometió tomar el tema para conocer lo que pueda estar haciendo la Administración Municipal o impulsar la búsqueda de solución al manifiesto abandono que, de alguna manera, estaría minimizando los logros que se tengan con embellecimiento de la plazoleta.

CRÉDITOS: Arreglos fotográficos por cortesía de la Municipalidad de Pérez Zeledón, a través del arquitecto Diego Chacón Picado, de la Oficina de Proyectos Comunales.

17 octubre, 2014

Anúnciate Gratis