Respaldo a piscina del Polideportivo se quedó en una oferta alegre

Piscina del Polideportivo de Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net  

M
ientras en Costa Rica se organizan grandes eventos deportivos, como un campeonato mundial de fútbol femenino y los Juegos Deportivos Nacionales, en Pérez Zeledón la modesta piscina del Polideportivo sigue viviendo el sueño de los justos.

Una oferta del ministro de Deportes y la Recreación, William Corrales, formulada a finales de diciembre de 2013, para que el Gobierno hiciera un aporte que permitiera finalizar la reconstrucción de la piscina, se convirtió en un espurio alegrón, porque ya no había posibilidades de incluirlo en el presupuesto del Ministerio para 2014.

La rehabilitación de la piscina y la protección de las lagunas de oxidación han demandado significativas inversiones.

La rehabilitación de la piscina y la protección de las lagunas de oxidación han demandado significativas inversiones.

Y no será Corrales quien firme el presupuesto del Ministerio para 2015, en que se incluya una partida para la piscina del Polideportivo de Pérez Zeledón, porque, en principio, deberá dejar el cargo el próximo ocho de mayo.

En Pérez Zeledón, mientras tanto, Concejo y Administración municipales se rasgan los harapos por los algo más de cinco millones que hacen falta para habilitar la piscina: en el Concejo hay una tendencia para que la Alcaldía destine cinco millones de colones adicionales a los cuatro millones que había dispuesto para la piscina y la Alcaldesa pide a los regidores que le digan a qué partida se los rebaja, porque ella no tiene de dónde.

En la disputa, el Comité Cantonal de Deportes se convierte en una válvula de escape a las pobrezas municipales, con acusaciones de regidores que afirman que desconocen cuál es la situación que se está presentando, debido a que el Comité no se les acerca a rendirles informes.

La piscina estuvo en el abandono durante años y cuando se le fue a reparar no alcanzó el dinero.

La piscina estuvo en el abandono durante años y cuando se le fue a reparar no alcanzó el dinero.

La piscina del Polideportivo quedó clausurada desde que la tormenta Alma la dejó al borde del río (San Isidro) y no fue hasta 2013, cuando se comenzó a trabajar en la reparación de los daños causados, con un aporte del Instituto Costarricense del Deporte (trece millones de colones), el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (una cuadrilla de trabajadores) y la empresa privada (un muro de contención).

Con esos recursos se trabajó en la reconstrucción de las oficinas, los vestidores y parte de la piscina. Fue cambiado el techo, se adaptaron las instalaciones para facilitar el acceso de adultos mayores y personas con minusvalía e introdujeron las primeras mejoras en el área de piscinas. Pero la labor quedó de camino y, según cálculos del Comité de Deportes, faltan al menos diez millones de colones para culminar la obra.

La Alcaldía había dispuesto cuatro millones de colones para respaldar el trabajo de reparación de la piscina; y ahora se dio una iniciativa del regidor Wilberth Ureña para que se incluyeran cinco millones de colones adicionales. La moción pasó con el apoyo de seis de los nueve regidores presentes;  y aunque la idea era que la piscina estuviera habilitada en el presente verano, la moción no define un plazo para que el aporte adicional se haga efectivo.


3 marzo, 2014

Anúnciate Gratis