Represa Boruca con opción que afectaría menos a población indígena

Imagen: Represa Boruca con opción que afectaría menos a población indígena
El proyecto de la Represa Boruca tiene más de 40 años de estarse gestando y de realizarse, se convertiría en la cuenca de mayor extensión de Centroamérica

Xinia Zúñiga Jiménez
xinia@perezzeledon.net

Puente sobre el río Térraba. Fuente MOPT

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) tiene entre sus proyectos desde el año 1964 la Represa Boruca y ahora surge una nueva opción, la cual se ha convertido en una alternativa atractiva porque al parecer afectará menos a la población indígena.Según indicó Jorge Morales, funcionario del ICE, Boruca-Cajón es la opción que más se ha estudiado, la cual formaría un embalse aproximado de 10.700 hectáreas, cuya capacidad de producción sería de unos 709 MW, afectando un total de 36.2 kilómetros de la Carretera Interamericana Sur.

De acuerdo a Morales, de las 10.700 hectáreas, 7.000 son territorio no indígena y 3.500 indígena; sin embargo, además se verían afectados 146 sitios arqueológicos.

¿Será la solución Boruca-Veraguas?

Por otro lado, la nueva alternativa es Boruca-Veraguas, la cual formaría un embalse de 6.000 hectáreas, permitiendo producir aproximadamente 631 MW y en donde se verían afectados 3.6 kilómetros de la Carretera Interamericana Sur, 5.886 hectáreas de terreno no indígena y 657 hectáreas de terreno indígena, de los cuales 610 pertenecen a Térraba y 47 a China Kichá, los cuales son terrenos inhabitados. Mientras tanto, se verían perjudicados 108 lugares arqueológicos.

Estudios preliminares indican que esta podría ser una alternativa buena para el desarrollo de la Cuenca, con algunas ventajas aparentes sobre la opción Boruca-Cajón, en cuanto a las implicaciones de la población la infraestructura y el medio ambiente ;no obstante, todavía no se cuenta con toda la información necesaria para determinar si es la que realmente conviene o no.

Jorge Morales considera que es muy necesario que la población conozca los avances del proyecto y las posibles implicaciones que podría generar en las comunidades involucradas.

Referente a los estudios de impacto ambiental y factibilidad, explicó que en el año 2004 se iniciaron y se esperaba que estuvieran listos en el 2005, pero que se atrasaron. No obstante, en cuanto se terminen, se contará con la información necesaria para comparar, analizar ambas opciones y definir cuál será la mejor. En ese momento el ICE podría iniciar el proceso de negociación y formulación de acuerdos con las comunidades del área de influencia.

Y consultado sobre una posible fecha de inicio, el funcionario del ICE considera que si el proyecto es factible se espera construirlo a partir del año 2008, pues la idea es que pueda entrar en operación entre el 2015 y 2016, ya que la demanda del servicio crece en un 6% anual y la institución tiene que estar capacitada para satisfacer las necesidades en el futuro.


10 Marzo, 2006

Anúnciate Gratis