Regidores de Pérez Zeledón podrían perder las credenciales

Estadio de Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a historia que se tejió en torno al uso del Estadio Municipal había terminado abruptamente, con una intervención de la Contraloría General de la República, y ahora lo que corresponde no es decidir si la Municipalidad rescinde el convenio con el Pérez Zeledón, sino si todavía le queda tiempo para hacerlo.

El Concejo fue intervenido hace dos semanas y los regidores se estaban jugando el chance de que los equipos Asociación Deportiva Municipal de Pérez Zeledón y As Puma llegaran a un acuerdo sobre el uso del estadio, para dar una explicación que ablandara la posición de la Contraloría.

El Municipal de Pérez alegará un derecho de uso ganado a lo largo de 20 años.

El Municipal de Pérez alegará un derecho de uso ganado a lo largo de 20 años.

Pero no hubo acuerdo, como se ha venido informando, por lo que los regidores decidieron tomar la decisión de romper el convenio de uso en precario con el Pérez Zeledón en la sesión ordinaria de ayer, martes doce de agosto de 2014.

Y como donde manda Capitán no manda marinero, no pudieron sesionar porque las bolsas plásticas con que se protege la lumbrera del auditorio del Complejo Cultural sucumbieron ante el ímpetu con que ingresó la lluvia a la sala de sesiones, con la complicidad del viento huracanado de ayer en la tarde.

Este imprevisto impidió que pudieran ordenar el rompimiento del convenio y, ni siquiera, que pudieran tomar un acuerdo para reunirse en sesión extraordinaria para tratar el tema que, ahora, alcanzó ribetes de extrema urgencia.

Los interventores de la Contraloría secuestraron, en la Secretaría del Concejo, toda la documentación necesaria para definir cuáles regidores son los que se han negado a cumplir una vieja resolución para que la Municipalidad rescindiera el convenio con el Municipal de Pérez Zeledón, por considerar que registra vicios de ilegalidad.

Ahora no es cosa de decidir si se rescinde el contrato, sino si todavía queda tiempo.

Ahora no es cosa de decidir si se rescinde el contrato, sino si todavía queda tiempo.

También recogieron información personal sobre los regidores, por si, lo que corresponde, es solicitar al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) que les cancele las credenciales.

La resolución de la Contraloría, así como un informe de la Auditoría Interna de la Municipalidad, en que se señalaban ciertos supuestos vicios de ilegalidad en el convenio aprobado por el Concejo y suscrito por la entonces alcaldesa Rosibel Ramos, fue tomada muy en serio por algunos regidores, pero no por todos.

La regidora Kemly Jiménez ha insistido hasta el mareo en que el convenio se debió romper desde hace mucho tiempo; y los regidores Wilberth Ureña y María Esther Madriz presentaron una moción –hace dos meses- para finiquitar la vigencia del convenio; pero su moción fue rechazada por voto de mayoría.

La Contraloría podría solicitar al TSE que retire las credenciales a algunos regidores.

La Contraloría podría solicitar al TSE que retire las credenciales a algunos regidores.

Ahora, el Concejo (la comunidad de Pérez Zeledón entera) está en apuros; y los regidores deberán esperar que la semana no se les haga muy larga y que la Contraloría no resulte excesivamente diligente, para rescindir el convenio en la sesión ordinaria del próximo martes, sin tener que ir a rendirle cuentas al Tribunal Supremo.

Mientras tanto, por falta de acuerdo entre los dos equipos generaleños de primera división, el As Puma Generaleña tendrá como cancha sede el estadio Colleya Fonseca, de Goicoechea, a 140 kilómetros de donde se encuentra la cuna de sus aficionados; y el siguiente paso a seguir, en el Pérez Zeledón, es una crónica anunciada: recurrirá a las vías administrativas y judiciales, para no ceder la administración del Estadio Municipal, por considerar que es un derecho que ha ganado a lo largo de dos décadas.


13 agosto, 2014

Anúnciate Gratis