Reclusos buscan reinsertarse a la sociedad

Imagen: Reclusos buscan reinsertarse a la sociedad

Se capacitan mediante talleres formativos, gracias a convenio entre el Centro Penal y el INA.

Juan Diego Jara
djara@perezzeledon.net


Privados de libertad del Centro Penal de Pérez Zeledón en el acto de graduación del taller de pintura.

En el Centro Penal de Pérez Zeledón 17 privadas y privados de libertad se graduaron de un taller de artesanía en pintura impartido por el Instituto Nacional de Aprendizaje INA.

Se busca que los reclusos se ocupen en algún oficio dentro de prisión mediante talleres formativos, para que cuando cumplan su pena puedan reinsertarse a la sociedad y no vuelvan a delinquir.El profesor del INA Juan Carlos García, explicó que el curso es un acercamiento hacia las artes plásticas, orientado al manejo de la técnica de pintura acrílica y variedad de texturas. El taller duró 120 horas y permitió fortalecer conocimientos técnicos en los privados de libertad.

“A pesar de las condiciones en que se encuentran los internos, tienen derecho a prepararse, para cuando cumplan la pena generen un auto empleo y puedan reinsertarse hacia el desarrollo socioeconómico”, acotó el instructor del curso.


Funcionarios de la institución haciendo entrega de los certificados.

Fanny Vásquez, trabajadora social del Centro Penal, indicó que aunque estos programas se llevan a cabo a nivel nacional, en el presidio generaleño hay ausencia de espacios laborales para el privado o privada de libertad.

“Hace un mes se abrió una finca agrícola para que la población penal pueda trabajar, pero todavía el número de internos involucrados con el proyecto es reducido, de igual forma con los talleres formativos”, dijo.

Los privados de libertad consideraron positiva la posibilidad de aprender un oficio porque les permite mantenerse ocupados, sentirse útiles y demostrar sus capacidades tras las rejas.

“Este tipo de cursos lo animan a uno a prepararse. Nos permiten tener una idea sobre que podemos hacer cuando cumplamos la pena y para no volver a delinquir. Espero que la institución programe otros”, manifestó Gonzalo Zeledón, recluso del Centro Penal.

Por su parte Sara Pérez, privada de libertad, comentó que los conocimientos adquiridos son importantes porque podrá ponerlos en práctica cuando obtenga su libertad. Pidió que se impartan más cursos.


3 Diciembre, 2006

Anúnciate Gratis