Recargan administración del Estadio a una funcionaria y dos peones

Estadio Municipal de Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Una funcionaria y dos asistentes deberán ocuparse del correcto funcionamiento del Estadio Municipal de Pérez Zeledón, durante el próximo año 2016; pero, antes, la Alcaldía deberá cumplir con una orden sanitaria, para que no se lo cierren.

En la orden sanitaria, dirigida a la Asociación Deportiva Municipal de Pérez Zeledón, el Concejo y hasta la alcaldesa Vera Corrales, se concede un plazo de dos meses para la elaboración de un plan de emergencia (reforzar tubos, pintar zonas de seguridad, retirar ciertos residuos) debidamente aprobado por el Cuerpo de Bomberos.

Una funcionaria con dos asistentes se encargarán del mantenimiento y la administración.

Una funcionaria con dos asistentes se encargarán del mantenimiento y la administración.

En lo relacionado con la administración del inmueble, la “solución” proviene de un acuerdo de mayoría del Concejo de Pérez Zeledón en que, inclusive, se ordena a la Administración Municipal depositar en una funcionaria, en específico –Lorena Núñez Blanco, en su condición de Coordinadora de Servicios Municipales- una responsabilidad que en otros lados corre por cuenta de corporaciones enteras.

El acuerdo de siete de los ocho regidores presentes, en la sesión ordinaria del 30 de junio de 2015, en específico, es para que se asigne a Núñez  la administración del Estadio y se disponga de dos funcionarios municipales “…para que cubran las labores de mantenimiento del inmueble”.

La Comisión Nacional de Nomenclatura confirmó a los regidores lo que otros le habían dicho: "No se puede cambiar el nombre al Estadio".

La Comisión Nacional de Nomenclatura confirmó a los regidores lo que otros les habían dicho: “No se puede cambiar el nombre al Estadio”.

Los regidores disponen, además, instruir a la Administración Municipal para que realice los cálculos e incluya los recursos en el presupuesto ordinario de 2016, para cubrir los gastos por concepto de pago de servicios públicos y demás insumos necesarios para el mantenimiento del inmueble durante todo el año 2016.

No omiten, además, girar instrucciones para que “… se presupuesten los recursos para la compra de un chapulín y las herramientas necesarias que permitan el mantenimiento de la gramilla en buen estado”. Todo, conforme a las recomendaciones de la “Comisión de Reglamento del Estadio Municipal”.

Esta es la circunstancia en que se encuentra el manejo del Estadio Municipal de Pérez Zeledón, convertido el centro de una larga fuente de disputas y palos de ciego que se ha prolongado durante al menos dos años, desde que la administración del equipo As Puma alegó tener el derecho de usar el estadio, como bien que es propiedad de todos los generaleños.

El Estadio fue administrado por el Municipal Pérez Zeledón durante más de veinte años.

El Estadio fue administrado por el Municipal Pérez Zeledón durante más de veinte años.

El fugaz paso de As Puma por la primera división del futbol nacional, con su alegado derecho a usar como cancha sede al estadio local, llevó al Concejo a rescindir un viejo convenio, de más de veinte años, en que cedía la administración del recinto a la Asociación Deportiva Municipal de Pérez Zeledón.

Se argumentó que el convenio era ilegal, porque la Municipalidad no puede ceder en administración un bien público; y el Municipal respondió con una querella en la vía de lo contencioso administrativo, alegando un supuesto derecho de piso, en el entendido de que es él quien se ha ocupado en darle mantenimiento e introducirle mejoras al inmueble, durante más de dos décadas.

En todo ese proceso se ha mencionado la tesis de que es al Comité Cantonal de Deportes, y no a la Alcaldía, al que le corresponde administrar el Estadio; pero hay intereses que han mantenido distanciados al Comité de la Administración y sus allegados del Concejo, por los que se ha mantenido al Comité al margen de del proceso.


11 julio, 2015

Anúnciate Gratis