Quieren reanimar a los pequeños pueblos marginados

Pacuarito, San Isidro de El General, Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Una  oportuna solicitud de ayuda presentada por la comunidad de Pacuarito –un poblado de San Isidro de El General- alertó al Ayuntamiento de Pérez Zeledón sobre la necesidad de retomar viejísimos asuntos que tienen marginados a diversos pueblos del cantón.

La exhortación, planteada por Carlos Navarro durante la primera sesión del entrante Concejo de Pérez Zeledón –el martes tres de mayo de 2016- es para que  la Municipalidad ayude a la Asociación de Desarrollo Comunal de Pacuarito en el asfaltado del trecho de 4.5 kilómetros que los separa del Alto de San Juan.

Pacuarito está ahí cerca, pero sus pobladores han tenido que solucionar sus necesidades con muy poca ayuda.

Pacuarito está ahí cerca, pero sus pobladores han tenido que solucionar sus necesidades con muy poca ayuda.

Pacuarito, así como San Juan de Miramar (Alto de San Juan) ubicados a unos pocos kilómetros de San Isidro, sobre la Fila Costeña, son comunidades que tipifican el abandono en que los han tenido las instituciones públicas.

Los habitantes han tenido que realizar ingentes esfuerzos, a lo largo de décadas, por alcanzar logros tan significativos, como contar con un eficaz servicio de agua potable. La solución a la necesidad de agua potable la lograron, al menos en San Juan; pero en Pacuarito siguen luchando por otros servicios, como el asfaltado de un camino utilizado no solo por los habitantes de Pacuarito, también por otros poblados aledaños y un asentamiento campesino de dieciocho parcelas.

No va a ser fácil, aunque la solicitud de Navarro fue acogida con las muestras de mayor consideración, por al menos dos regidores, que le ofrecieron ayudar en lo que se pueda. La posibilidad de que se llegue a asfaltar el camino –con una inversión de 380 millones de colones- dependerá de la unión de esfuerzos de la Asociación, la Municipalidad y el Instituto de Desarrollo Rural.

En la Fila Costeña, que bordea por el sur al Valle de El General, existen pueblos muy aislados.

En la Fila Costeña, que bordea por el sur al Valle de El General, existen pueblos muy aislados.

El llamado de Navarro llevó a los regidores a recordar que hay otros pueblos que han estado en el abandono, durante décadas. Uno de ellos es el Proyecto Arizona –al noroeste de la ciudad de San Isidro- pensado para reubicar a los habitantes más perjudicados por el terremoto de Buena Vista, en 1983.

Los perjudicados por el terremoto prefirieron mantenerse en sus tierras, pero la finca fue ocupada por otras familias y, aunque podría considerarse como un suburbio de San Isidro, los habitantes de Arizona han debido sufrir todo tipo de carencias: agua, caminos, títulos de propiedad.

El Ayuntamiento de Pérez Zeledón –alcaldes y regidores que asumieron el cargo hace apenas cinco días- muestra una entusiasta voluntad por retomar casos como los de Pacuarito y Arizona, y hablaron sobre la necesidad de identificar los que estén en condiciones similares, para analizar sus carencias y buscar las vías de solución.


5 mayo, 2016

Anúnciate Gratis