Puente en el Polideportivo antes de que finalice enero

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

Si todo transcurre de la manera prevista, sin que nadie presente un recurso, sambenito, argumento o semoviente de alguna naturaleza, el puente del Polideportivo de Pérez Zeledón deberá estar listo a finales del presente mes de enero de 2013.

La alcaldesa Vera Corrales reforzó para ese fin la cuadrilla que venía trabajando con funcionarios que estuvieron en proyectos terminados al finalizar el año pasado, como es el caso del puente peatonal que comunica el sector central de San Ramón Sur con la plaza de deportes local, al otro lado del río Pedregoso.

El puente “original” del Polideportivo se hundió debido a que el agua socavó una de las bases, durante el paso del huracán Thomas, en noviembre de 2010. Fue un daño complementario de la naturaleza a los perjuicios causados por la tormenta Alma dos años y medio antes, en mayo de 2008.

Desde entonces quedó cerrado el acceso de vehículos al complejo del Polideportivo. Aunque importante, para que los usuarios del Polideportivo sientan que sus vehículos están bajo resguardo, la Municipalidad (al margen del tiempo desperdiciado en rebatiñas políticas) ha tenido que distraer fondos para reparar los daños muy severos causados por los dos fenómenos de la naturaleza en caminos y puentes a lo largo y ancho del municipio.

Finalizó la gestión de Rosibel Ramos, se esfumó la de Luis Mendieta y vino la de Vera Corrales a tratar de reponer –con menos recursos económicos y sólo con algún personal adicional- los daños que se debieron reparar durante los años perdidos por bloqueo a los alcaldes precedentes.

Menos recursos, básicamente, porque se están utilizando para llevar la basura de Pérez Zeledón hasta Miramar de Montes de Oro y más personal por la reubicación de los funcionarios que estaban asignados al Matadero.

El nuevo puente, de treinta metros lineales, duplica en largo al viejo puente gacho y está ubicado a mayor altura. Al diseño original, inclusive, se le agregaron otros ochenta centímetros de altura para llevar al máximo posible la seguridad de que el río crecido no vaya a dar al traste con una inversión de alto costo y consabida utilidad.

La estructura podría convertirse, además, en una salida de emergencia para la evacuación de los habitantes de sectores de los barrios Las Américas y El Hoyón, generalmente propensos a inundaciones.
 


9 Enero, 2013

Anúnciate Gratis