Proyectan fondo solidario para dirigentes comunales

Foto de archivo

Carlos Luis Monge Barrantes
prensa@perezzeledon.net

Los accidentes siempre ocurren cuando menos se les espera y si no se tienen reservas para afrontar aunque sean las necesidades apremiantes –que es lo que suele pasar a la gente más humilde- la calamidad económica puede ser devastadora.

Justamente, un accidente laboral que inutilizó a un dinámico personaje de Santa Rosa, distrito Río Nuevo, ha llevado a la dirigencia comunal de Pérez Zeledón a pensar en la necesidad de crear un fondo solidario, para mitigar las necesidades en que puedan caer los dirigentes de condiciones económicas limitadas, afirma Daniel Mesén, titular de la Dirección General de Desarrollo de la Comunidad, Región Brunca.

El accidente le ocurrió a Johannes Rojas Céspedes, en la última semana de setiembre, cuando estaba herrando un caballo de su propiedad, en Santa Rosa. El animal se asustó, se le fue encima y le fracturó una pierna, cerca de la rodilla. Desde entonces, Rojas espera turno en la larga lista de personas que esperan ser operadas en el hospital Doctor Fernando Escalante Pradilla.

Rojas formó parte de la Asociación de Desarrollo Comunal de Santa Rosa, durante unos seis años. Destaca porque, desde la Presidencia, presentó una prolongada y estéril lucha para que la Municipalidad de Pérez Zeledón construyera un puente que comunicara a los habitantes de la margen derecha del río Santa Rosa con el propio centro del pueblo de Santa Rosa.

El puente está en construcción un kilómetro más abajo del pueblo. Su ubicación fue objeto de fuertes disputas entre dos sectores de la comunidad, uno liderado por Johannes Rojas que lo pedía justo en el centro de Santa Rosa y otro que lo quería más abajo.

En los dos lugares hay inconvenientes. Se alegó que su construcción en el centro del pueblo era riesgosa, porque debido a las inconsistentes condiciones del terreno, el río podría destruirlo. Su ubicación, más abajo, obliga a los que viven cerca del centro (al otro lado del río) caminar un kilómetro río abajo y otro kilómetro río arriba, para llegar al pueblo que, en algunos casos, no está a más de doscientos metros.

Rojas perdió la batalla del puente y también perdió su puesto en la Asociación de Desarrollo. Ahora, sin los  compromisos que exige un cargo de liderazgo de esa índole, podría dedicarse a trabajar en lo suyo: herrar caballos. Rojas, ampliamente conocido entre los caballistas, ha desempeñado su trabajo a lo largo y ancho de Pérez Zeledón.

Pero, durante algún tiempo, mientras lo operan en el hospital y se recupera para seguir trabajando, deberá conformarse con la asistencia que le están brindando familiares y amigos.  De allí la inquietud de crear un fondo solidario, para situaciones semejantes.


7 octubre, 2012

Anúnciate Gratis