Protesta en Pérez Zeledón por destitución de magistrado

Protesta en Pérez Zeledón por destitución de magistrado

Carlos Monge B.
prensa@perezzeledon.net

Pérez Zeledón también se sumó de manera formal a la voz multitudinaria de protesta por la no reelección del doctor Fernando Cruz Castro como magistrado de la Sala Constitucional.

Los integrantes del Tribunal de Pérez Zeledón  suscribieron un comunicado público, dirigido a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, en que expresan su honda preocupación por la forma en que un grupo de diputados a la Asamblea Legislativa manejó la votación.

Una copia del documento también fue dirigido a la alta administración del Poder Judicial, las asociaciones de funcionarios judiciales y a todos los empleados de cada uno de los distritos y dependencias judiciales del país, el viernes (16 de noviembre de 2012).

“Tratándose de un juez probo, cuya capacidad e integridad han sido demostradas a lo largo de una intachable carrera, una decisión cuyos motivos no se expusieron con transparencia al pueblo costarricense es un golpe directo a la independencia judicial”, dicen los jueces superiores de Pérez Zeledón.

El magistrado Cruz Castro fue “no reelecto” por la decisión de 38 diputados, 24 de ellos del Partido Liberación Nacional y otros que se les sumaron, de los partidos cristianos, el Movimiento Libertario y el Partido Unidad Social Cristiana.

Con una carrera judicial de 40 años, el Dr. Cruz Castro alcanzó la magistratura en el 2004, como miembro de la Sala Constitucional. Su destitución tácita alzó revuelo dentro y fuera de Costa Rica; las protestas han llegado por los más diversos medios de comunicación, las redes sociales han estremecido la opinión pública.

La no reelección de Cruz Castro se ha llegado a entender como un llamado de atención del Poder Legislativo al Poder Judicial, para que le sea obediente al Poder Ejecutivo. A Cruz se le reclama su posición en fallos polémicos, como los relacionados con Crucitas (un proyecto para la explotación de minera a cielo abierto) y la agenda complementaria del Tratado de Libre Comercio de Centro América con los Estados Unidos de América.

“La independencia judicial es un derecho humano fundamental, porque es la garantía que tienen todos los habitantes de la nación de que sus conflictos jurisdiccionales serán resueltos con apego estricto a la legalidad, sin presiones ocultas y sin la injerencia de otros poderes del Estado en las decisiones de los Tribunales de Justicia”, dicen los jueces superiores de Pérez Zeledón.

“La independencia judicial es, hoy por hoy, quizá la última trinchera del ciudadano frente al ejercicio desmedido e irrazonable del poder, sea este económico, político, etc.”, expresan.

“Lamentamos profundamente un procedimiento sorpresivo como éste, realizado sin dar explicaciones válidas a la ciudadanía, en contra incluso de la recomendación de reelección que la Comisión Legislativa había emitido y donde se percibe el afán por ejercer un control indebido sobre el Poder Judicial”, protestan los funcionarios judiciales de Pérez Zeledón.

“Más que a una persona, hoy defendemos la libre convicción de los jueces y juezas al resolver los asuntos sometidos a su conocimiento y el principio de independencia, indispensable para que una república libre, democrática y soberana, pueda seguirse proclamando como tal”, agrega el manifiesto de los jueces generaleños.


19 noviembre, 2012

Anúnciate Gratis