Privados de libertad de Pérez Zeledón cuentan con apoyo

Imagen: Privados de libertad de Pérez Zeledón cuentan con apoyo

Centro de Atención Semi Institucional busca insertarlos de nuevo en la sociedad con opciones de trabajo y con un cambio de conciencia

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net

Este centro atiende la población penal de la Región Brunca

Ayudar al privado de libertad que ha pasado por cierta etapa de su sentencia a insertarse de nuevo en la sociedad, es el objetivo del Centro de Atención Semi Institucional de Pérez Zeledón.

Eso sí, para ello el privado de libertad se compromete a cumplir una serie obligaciones, como buscarse un empleo, aportar económicamente al hogar, respetar las leyes y presentarse a dormir dos noches durante la semana a esa dependencia de la Dirección General de Adaptación Social.De acuerdo con Antonio Barrantes, director del Centro de Atención Semi Institucional de Palmares de Pérez Zeledón, no todos los privados de libertad gozan de este beneficio, pues depende de la buena conducta que hayan tenido durante su tiempo en prisión.

Asimismo, la disciplina, los hábitos de trabajo y la anulación de prácticas adictivas o conductas sexuales indecorosas (de ser el caso) median para que la persona califique y se integre a esta modalidad.

“La persona para ingresar aquí debió haber cumplido por lo menos un tercio de la sentencia para que tenga la posibilidad de que el Consejo Técnico del Centro Penal de Pérez Zeledón analice si está preparada para reinsertarse a la sociedad”, explicó Barrantes.

Antonio Barrantes, director del centro

El director de ese centro afirmó que toman mucho en cuenta la  gravedad del delito, ya que evitan los casos de privados de libertad que descuentan pena por abuso sexual u homicidio calificado.

Puertas abiertas. En relación con la cárcel, el Centro de Atención Semi Institucional de Pérez Zeledón es muy diferente, pues ahí no hay contención física, ni celdas ni rejas. Los privados de libertad se apersonan solo a dormir uno o dos días a la semana, de 6:00 p.m. a 4:30 a.m.

Actualmente hay unos 43 privados de libertad que poseen este beneficio, entre los cuales destacan siete mujeres. Básicamente la obligación de ellos y ellas es trabajar en labores del campo, comercio, construcción u otras.

No obstante, según Barrantes, no todos cumplen a cabalidad el programa. Es más, se han presentado desobediencias de parte de algunas de estas personas, quienes recaen en el delito o cometen alguna falta, por lo que deben ser retrocedidos al Centro Penal.

En lo que va de este año, solamente una persona ha infringido las normas del programa. Barrantes comentó que cuando el beneficiado incumple no puede regresar a descontar la pena mediante esta modalidad.

Uno de los requisitos de quienes gozan de este beneficio es apersonarse a dormir una o dos veces a la semana a estos recintos

“Quienes están en el programa deben tomar conciencia del cambio que tiene que haber en sus vidas. Procuramos que varíen su apariencia, que se recorten el cabello, vestimenta…en fin, que no se vean como delincuentes”, narró el director.

Barrantes señaló que otra de las acciones que impulsan como parte del programa, es la realización de trabajos grupales e individuales para estas personas que descuentan sentencia.

Prueba de ello son las temáticas obligatorias: “Habilidades para la vida”, “Violencia intrafamiliar”, así como charlas educativas de atención para quienes tienen problemas de adicción. Estos trabajos son llevados a cabo por una psicóloga y una trabajadora social del centro.

Otra de las funciones de los trabajadores del Centro de Atención Semi Institucional de Pérez Zeledón es la visita a las familias de los beneficiados, con el fin de verificar si la persona está cumpliendo con la normativa que contempla el programa.



9 julio, 2009

Anúnciate Gratis