Presos reciben ayuda espiritual en Pérez Zeledón

Imagen: Presos reciben ayuda espiritual en Pérez Zeledón

Pastoral Carcelaria de San Isidro de El General vela por los privados de libertad y sus familias

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net

Nadie está exento de caer en una prisión, y por su naturaleza, el ser humano comete errores. En el mundo tras las rejas hay personas que merecen una oportunidad y que quieren reintegrarse a la sociedad cuando cumplan su pena.

Y en ese difícil camino de redención, muchos buscan consejería espiritual para sobrellevar el peso del encierro. En el Centro Penal de Pérez Zeledón diversos grupos religiosos brindan ese soporte a los reclusos. La Pastoral Carcelaria, una rama de la Pastoral Social de la Diócesis de San Isidro de El General, es uno de ellos.Este grupo brinda un servicio dadivoso y colmado de fe a los reos. Y no solo a ellos, también a las familias de estos.
La Pastoral Carcelaria brinda 22 diarios a las familias que están en condiciones económicas muy difíciles, y en las fechas especiales del año, como Día del Padre, Día de la Madre, Navidad, entre otras, promueve una fiesta, y sus miembros consiguen regalos para los hijos y esposas de los presos.

De acuerdo con Cristina Rojas, coordinadora de la Pastoral Carcelaria de San Isidro de El General, las acciones que realizan van encaminadas en restablecer a la población penitenciaria.

“Muchos de los que están aquí nos han manifestado que si hubieran conocido a Dios antes no hubieran cometido el delito. Nuestra misión es orientar al privado de libertad para que se reintegre a la sociedad de una forma más productiva, y al mismo tiempo, más lleno de Dios”, explicó Rojas.

Esta agrupación es la encargada de organizar también todos los años, junto con el personal del Centro Penal, la Semana del Privado de Libertad (este año está prevista para la última semana de setiembre).

De igual forma sus 18 integrantes, mujeres y hombres, en compañía del presbítero Gerardo Fernández, asisten todos los miércoles a la cárcel generaleña para celebrar misa con los internos.

Doña Cristina indicó que la experiencia de convivir con los reclusos ha sido muy enriquecedora pues aunque ve en ellos caras de tristeza e incertidumbre, también encuentra en sus rostros una esperanza.


9 junio, 2010

Anúnciate Gratis