Polideportivo bajo vigilancia con cámaras de video

Vigilancia Polideportivo de Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Así se trate de un campeón acostumbrado a salir en la tele, un tímido parroquiano que llega a correr o un una familia que disfruta un día de campo, todo el que ingrese al Polideportivo de Pérez Zeledón estará a la vista de funcionarios y curiosos.

Los visitantes también podrán ayudar en la vigilancia del Polideportivo, observando la pantalla de la soda.

Los visitantes también podrán ayudar en la vigilancia del Polideportivo, observando la pantalla de la soda.

El Comité Cantonal de Deportes instaló un sistema de vigilancia electrónica –seis domos y dos balas- que abarcan todos los sectores más concurridos del complejo polideportivo y un amplio sector de las zonas verdes, con el propósito de mejorar la seguridad de todos los visitantes.

Las imágenes son monitoreadas desde los escritorios de los funcionarios del Comité de Deportes que trabajan en las oficinas; pero también están a la vista de los propios visitantes, mediante una amplia pantalla ubicada en la soda del Polideportivo.

Este es un servicio complementario, adecuado a las necesidades de los tiempos, del que han tenido los visitantes a lo largo de los años, antes con la ayuda de los muchachos que se encontraban en proceso de recuperación en Hogares Crea y luego con el apoyo de un guarda que no recibe más remuneración que las contribuciones que le dan las personas de buena voluntad.

Las cámaras (domos y balas) abarcan un amplio sector del Polideportivo.

Las cámaras (domos y balas) abarcan un amplio sector del Polideportivo.

El sistema funciona a toda hora y si bien es útil durante el día –en que suelen darse eventos con grandes concentraciones de visitantes – viene a cumplir un papel principalmente importante durante las horas vespertinas y nocturnas cuando merma la cantidad de gente  y los colaboradores del Polideportivo se han retirado.

Las cámaras de vigilancia son un instrumento cada vez  más utilizado en instituciones públicas y edificios comerciales e industriales e inclusive en las calles de diversas ciudades del país; pero en San Isidro de El General no ha cuajado un viejo proyecto, a pesar de la presión ejercida por comerciantes y cámaras empresariales.

La Municipalidad de Pérez Zeledón había destinado 50 millones de colones para la compra de cámaras, con el fin de establecer una vigilancia, en sectores de la ciudad que los ciudadanos consideran inseguros, básicamente entre el Complejo Cultural y el Mercado Municipal. Pero el dinero fue utilizado en otras actividades municipales que consideraron de mayor urgencia.


23 junio, 2015

Anúnciate Gratis