Piel Manchada por el monitor

Imagen: Piel Manchada por el monitor

Personas blancas de pelo rubio natural o las de tez latina, son más propensas

Diario El Universo de Ecuador
prensa@perezzeledon.net


Las manchas aparecen si la presencia ante la computadora es de más de seis horas diarias

Las manchas en la cara ya no se producen solo por la exposición a los rayos del sol, sino también por la luz gama que emiten los monitores de las computadoras. Aunque esta no es tan agresiva como los rayos ultravioleta, la constante exposición a ella contribuye a pigmentar la piel de igual forma.

En el país no hay estudios que revelen cifras generales de casos presentes, ubicaciones ni rangos de edades, pero dermatólogos consultados señalan que de diez pacientes atendidos en sus consultas, tres tienen  este problema de manchas atribuidas en parte a la continua exposición a las computadoras.Las más sensibles son las personas muy blancas de pelo rubio natural o las de tez latina, aquellas que  están tomando algún medicamento de reposición hormonal (anticonceptivos orales, antibióticos o vitaminas con hierro), y las mayores de 30 años.

Según Gabriela Rodríguez, doctora en medicina estética y cosmeatría, los tipos de manchas que se presentan son hipercrómicas, como los melasmas (pigmentación de color marrón a agrisada), lentigos solares (manchas marrón homogéneo, de bordes muy irregulares) que pueden aparecer en un año o más.

Martha Naranjo, catedrática de dermatología cosmética  de la Universidad  Católica, señala que las manchas aparecen si la presencia ante la computadora es de más de seis horas diarias y, sobre todo, si no se usa un protector solar adecuado.

“En la actualidad está confirmado que la luz que emiten las computadoras produce una radiación térmica que altera las células de la piel, como los melanocitos que son los productores de las manchas conocidas como melasma”, dice Naranjo.

Verónica Villafuerte, cosmetóloga, explica que los lugares de mayor exposición son las oficinas y afecta a hombres y mujeres desde jóvenes. “Recientemente atendí a una chica de 20 años que es oficinista y que ya presenta pigmentación en la cara”, anota. 

Otros sitios donde están expuestas las personas son las casas y los cíberes, pero en menor grado, siempre y cuando no se lo haga por más de seis  horas.

La dermatóloga Paola Félix señala que a la luz de las computadoras hay que sumar la exposición a la de las fluorescentes, los televisores y otras pantallas. “Estos tienden a agravar los cuadros de manchas, especialmente si hay predisposición para ello”, indica Félix.

Los dermatólogos consultados coinciden en que para prevenir estos problemas se debe usar un protector solar indicado para cada tipo de piel y, sobre todo, que sea recomendado por un dermatólogo; descansar cada hora unos cinco minutos de la exposición a la pantalla; tomar antioxidantes o alimentos que lo contengan; también se puede  tomar Polypodium leucotomos (potente antioxidante fotoprotector oral que en el país se lo vende con el nombre de Heliocare).

Martha Naranjo añade que el protector solar puede ser de factor 20 o 30 y se lo debe aplicar cada seis horas. Recomienda que para las pieles secas  se debe usar los de presentación en crema, en tanto que para las acneicas (con acné), los que vienen en gel. “También hay que tomar diariamente mucha agua y aplicarse un hidratante facial”, agrega Naranjo.

Según la cosmetóloga Villafuerte, el retocarse el protector solar en el trabajo no es muy fácil para muchas mujeres, debido a que usan maquillaje, por ello recomienda que se lo apliquen antes de ir a laborar. “Si es de un factor apropiado, será suficiente, además el maquillaje actuará como una barrera que ayudará a evitar los efectos de los rayos de la pantalla”, asegura la cosmetóloga.

La médica estética Gabriela Rodríguez anota que entre los cuidados está poner la computadora con una pequeña inclinación hacia arriba para que los rayos no vayan dirigidos directamente a la cara, usar protector de pantalla y  trabajar con un monitor de pantalla plana porque estos emiten menor grado de rayos gama que los convencionales.

Los niños no son vulnerables a estos rayos porque son pocas las horas que usan la máquina, pero hay que recordar que los daños se pueden producir por la acumulación de las horas de exposición, sumadas a los rayos del sol, cuyos resultados se podrían ver años más tarde.

“Las manchas en la cara no son nada agradables, no podemos evitar ir a la oficina y no estar frente al computador o no usar luces blancas, pero sí podemos protegernos, hacernos una exfoliación cada 15 días, hidratar, usar protector y tomar antioxidantes”, manifiesta Martha Naranjo.

Cuidados. En las madrugadas cuando se expone a las luces fluorescentes y de las computadoras también hay que tener cuidado para evitar que el cutis se manche. 

Hay que tomar en cuenta que el cambio de células por alguna alteración puede causar cáncer a la piel, y  muchos factores lo pueden ocasionar.

 


26 mayo, 2009

Anúnciate Gratis