Piden paciencia por polvazales en las vecindades de La Trocha

La Trocha, entrada a La Lucha.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

R
onny Mora, ingeniero de la Municipalidad de Pérez Zeledón, pidió a los habitantes de las casas ubicadas junto a la ruta alterna a la interamericana, conocida como “La Trocha”, que se armen de paciencia durante lo que queda del verano, porque pronto van a tener como recompensa la carretera asfaltada.

La Trocha vendrá a desahogar a la interamericana.

La Trocha vendrá a desahogar a la interamericana.

El funcionario confirmó anoche, en una exposición que hizo ante el Concejo de Pérez Zeledón, que los trabajos de asfaltado de La Trocha van a comenzar en el próximo mes de febrero de 2015, como producto de un largo proceso de trámites que se inició hace dos años.

Esta ruta, que se fue convirtiendo en calle sobre los trillos zanjados por los colonizadores del Valle de El General en sus desplazamientos hacia lo que hoy es el cantón de Buenos Aires y la provincia panameña de Chiriquí, está llamada a retomar una buena parte de la vigencia que perdió en los años 60, cuando se construyó la carretera interamericana.

Además de La Trocha asfaltada, a mediados de año también estará funcionando el acueducto de Daniel Flores.

Además de La Trocha asfaltada, a mediados de año también estará funcionando el acueducto de Daniel Flores.

Pero, aunque contentos porque al fin contarán con una calle que debió haber sido asfaltada hace treinta años, los habitantes de las barriadas que han ido creciendo a los lados de la carretera se quejan de tener que sufrir polvazales insoportables e insalubres que les invaden hasta los rincones más íntimos de sus casas y causan daños a la salud de las personas más vulnerables.

Esta “Trocha”, tan lastrada y polvorienta como otras –cientos de kilómetros- que hay en Pérez Zeledón, difiere de ellas en que la maquinaria municipal ha removido la calzada, para emparejarla y ampliarla (razón por la que hay tierra suelda que en el verano es polvo y en el invierno barro) y en que es una ruta altamente transitada.

La vieja trocha construida sobre el trillo de los colonizadores, pronto será una carretera asfaltada.

La vieja trocha construida sobre el trillo de los colonizadores, pronto será una carretera asfaltada.

Las quejas por las polvaredas, particularmente lideradas por la regidora Kemly Jiménez, han sido reiteradas; y ayer, martes 20 de enero de 2015, volvió a solicitar riego, “aunque sea con baldes”, dos veces al día. También pidió detalles de las características de los trabajos planeados, porque afirma que los vecinos se convertirán en fiscalizadores de la obra.

En respuesta, el ingeniero Mora informó que la carretera tendrá 6.5 metros de ancho y capas de base y sub base de entre quince y veinte centímetros, a lo largo del trecho de ocho kilómetros. Pero no dio señales de que se vaya a estar utilizando agua para aplacar el polvo, durante lo que queda del verano. En su lugar, pidió a los vecinos que tengan paciencia.

Este trecho de carretera está comprendido entre “la entrada a la calle de Charol”, en el barrio Sinaí, y los cuadrantes asfaltados de Palmares. Absorberá mil millones de colones procedentes de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y una contrapartida municipal de 400 millones de colones.


21 enero, 2015

Anúnciate Gratis