Pide poco y poco se te dará; pide mucho y mucho se te dará

Los usuarios de los servicios de transporte urbano y de otras rutas de San Isidro se encontraron con que Aresep autorizó una fuerte alza en las tarifas de buses.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) autorizó un fuerte aumento en las tarifas de buses urbanos de Pérez Zeledón, al punto de que el viaje desde el centro de San Isidro a la plaza de Quebradas aumenta de 105 colones a 180 y el de San Isidro a Palmares sube de 135 a 295 colones, si se toma en cuenta el ajuste solicitado por la empresa Mopvalhe en diciembre de 2012.

La gran mayoría de los usuarios coincide en que es una “injusticia” el golpe que se está dando a la economía de las clases media y baja de Pérez Zeledón, aunque algunos pocos consideran que el aumento “no es tanto”.

La Aresep fijó las nuevas tarifas en los montos establecidos en una tabla publicada en el alcance a La Gaceta del 14 de febrero de 2013 y causó la inmediata reacción de usuarios en la red Facebook, así como también de Jen Martínez, “consejero del usuario”, quien afirma que “Los usuarios son los principales fiscalizadores y vigilantes de la calidad con la que se brindan los servicios públicos”.

Martínez afirma, asimismo, que para que los usuarios sean los principales fiscalizadores y vigilantes de la calidad…, la Aresep los capacita. “Se visitan las comunidades que soliciten información y consejería sobre los servicios públicos, el trámite tarifario y cómo participar en las audiencias públicas, dice el funcionario.

Audiencias estériles

A efecto de consultar sobre las tarifas autorizadas, se llamó a la Aresep por el número del Consejero del Usuario”. Bien, la referencia, para encontrar el acuerdo de la institución en La Gaceta, pero no sin antes escuchar la advertencia de que la conversación está siendo grabada y de dar el nombre completo y los números de cédula de identidad y de teléfono.

¿Para qué; estas audiencias no sirven para nada? comentaba Alcides Cordero, en diciembre, cuando se le preguntó que si iba a asistir a la Escuela 12 de Marzo de 1948, a la audiencia convocada por la Aresep. Cordero es un ciudadano que se ha caracterizado por presentar batalla contra las alzas que golpean a la población.

Las audiencias son cada día menos concurridas. Es que son muy difíciles de entender las fórmulas de cálculo de la Aresep –por muy ajustadas a las matemáticas que sean- cuando fijan una tarifa San Isidro/Palmares y regreso (13,5 Km. como promedio) a favor del empresario, aplicable al trabajador de una tienda o al estudiante que sólo va al Brasilia (un kilómetro), a la entrada a Sagrada Familia (2 Km.) o a Villa Ligia (3 km).

¿Un “promedio ponderado”…

En este sentido, dice la Aresep: “Para el cálculo tarifario se empleó la distancia determinada por los técnicos de la Autoridad Reguladora, según el acta de inspección realizada el 6 de noviembre de 2012 (RA-136, folios del 2103 al 2132). El recorrido promedio ponderado de las

rutas 140 y 108, muestra una distancia de 13,34 kilómetros por carrera, dentro de la cual se presentan recorridos con condiciones de lastre”.

Más específicamente, la Aresep contesta a  tres ciudadanos que se opusieron al alza de tarifas durante la audiencia (Alejandro Acevedo Silesky, Manuel Cascante López y Jorge

Arroyo Barahona): “Para el estudio tarifario se consideró la distancia ponderada de las rutas 140 y 108, la cual es de 13,34 kilómetros por carrera  y contempla los recorridos: Pérez Zeledón Palmares (buses y busetas), San Isidro- El Hoyón, San Isidro-Morazán, San Isidro-Los Ángeles, San Isidro-San Andrés San Isidro-San Luis, San Isidro-Finca Municipal-Beneficio, San Isidro-Tierra Prometida, San Isidro-Las Ranas y San Isidro-Las Ranas-Rosario, los cuales se encuentran en el contrato refrendado ante la Autoridad Reguladora”.

…o las rutas estiradas?

¿Qué tal si algún empresario con capital o una cooperativa propone hacerse cargo de las rutas San Andrés/San Isidro y San Isidro/San Luis por separado o El Hoyón/San Isidro y San Isidro/Quebradas, para que la ponderación de la Aresep salga por la mitad?

El berreo no le interesa a la Aresep, como institución. “A la Autoridad Reguladora la Ley le ha delegado la responsabilidad de procurar el equilibrio entre las necesidades de los usuarios y los intereses de los prestatarios de los servicios públicos, también se le ha impuesto la obligación de no permitir fijaciones que atenten contra el equilibrio financiero de las entidades prestatarias de dichos servicios”, dice su resolución.

Y agrega: “Si bien la Autoridad Reguladora no puede ignorar las necesidades de los usuarios, las cuales debe proteger en función de principios generales como el de servicio al costo, que determina la forma de fijar las tarifas y los precios de los servicios públicos, de manera que se contemplen únicamente los costos necesarios para prestarlos; escapa a su ámbito de acción, la potestad de compensar los efectos inflacionarios.

Sobre la calidad del servicio (horarios, servicio, capacidad, paradas, choferes irrespetuosos, irrespeto a la ley 7600 y el estado de las unidades hay que ir al MOPT, que es el órgano competente, explica la Aresep.
 


22 Febrero, 2013

Anúnciate Gratis