Pérez Zeledón vrs Barva

Con un equipo que marcha invicto en el campeonato, que es fuerte de visita y más aún en casa, y que siempre intenta sacar grandes ventajas a sus adversarios, era fácil imaginar que los Guerreros tendrían un partido más que difícil en tierras barvareñas.No hubo muchas sorpresas en cuanto a marcador y a condiciones de juego, pero si tomamos lo que pasó durante el transcurso del partido, se podría decir que el marcador no refleja en realidad el comportamiento de los 2 equipos.

Si lo llevamos por partes, puede decirse que el primer error generaleño fue el llegar tarde al juego, un mal arranque permitió a Barva alejarse en los primero 5 minutos a más de 10 puntos, pero a como se fue entrando en calor, el partido se niveló bastante, los Generaleños mostraron una ofensiva muy ordenada y una muy buena defensa, en especial en el segundo cuarto, donde permitieron a quinteto florense hacer únicamente 10 puntos, pero por otro lado la ofensiva aunque ordenada no concretó canastas fáciles y se desaprovechó la oportunidad de reducir la ventaja en el medio tiempo. Como resultado Pérez perdía a la mitad del juego por 12 puntos.

El tercer cuarto fue la misma tónica de los 2 primeros, era como el juego del gato y el ratón, con un equipo de Pérez Zeledón defendiéndose como más podía e intentado ordenarse en ofensiva, pero chocando constantemente con la fortaleza física y mejores condiciones de un equipo que a estas alturas marcha invicto en el torneo; por consiguiente, la ventaja se fue ampliando.

Las opciones ofensivas de Pérez Zeledón se fueron viendo cada vez más limitadas, primero por el cansancio, después por la marca más fuerte de los contrarios y tercero por la ausencia de Carlos Rojas, Minor Villalta, Jackie Acuña y Marco Sevilla, jugadores importantes del equipo guerrero.

Al final el último cuarto no cambió en nada, la ofensiva de Barva estuvo atinada y la generaleña naufragó en la poca efectividad de sus intentos.

Tal vez lo positivo del encuentro fue, la buena defensa que se aplicó en varias partes del partido, en especial en el segundo cuarto donde los mismos aficionados heredianos se mostraron molestos con su equipo, a tal punto que el entrenador Luis Blanco cambió por completo a los que se encontraban en la cancha.

Para Pérez solo queda prepararse más duro para lo que viene, la visita el próximo viernes del Liceo de Costa Rica, segundo lugar de la Liga Superior de Baloncesto Nacional.


4 junio, 2004

Anúnciate Gratis