Pérez Zeledón toma grandes decisiones, mañana

San Isidro de El General, Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Ya están puestas todas las cartas sobre la mesa y, tras meses y meses de intenso trabajo y desvelos de los funcionarios del Tribunal Supremo de Elecciones y los partidos políticos con sus líderes y sus colaboradores, lo que queda para mañana –domingo 7 de febrero de 2016- es el ejecútese.

A cada uno de los 108 mil electores de Pérez Zeledón lo que le corresponde es, solamente, presentarse en su junta receptora de votos y marcar con equis las casillas que corresponden a los candidatos de su predilección. Ni siquiera entintarse el dedo.

De cada uno depende el curso que tome Pérez Zeledón en los años venideros.

De cada uno depende el curso que tome Pérez Zeledón en los años venideros.

Este simple acto individual, sin embargo, tiene una trascendencia tan grande, que no solamente va incidir en el futuro social y económico suyo, de sus familias y de todo el cantón, sino que repercutirá en el ámbito internacional, porque se está definiendo la consolidación del sistema democrático y el fortalecimiento del régimen municipal, a la vista de observadores internacionales.

Las urnas electorales estarán abiertas desde las seis de la mañana hasta las seis de la tarde y las expectativas están puestas en una reconsideración de los ciudadanos, que históricamente han atribuido a las elecciones municipales un acto de importancia secundaria.

Pero el proceso electoral que alcanza su máxima expresión mañana, tiene particularidades diferentes a las anteriores: las elecciones se dan a medio período y de manera independiente de las elecciones para el Gobierno de la República y el cuatrienio legislativo (que tanto incidían en las elecciones) y en Pérez Zeledón culmina un largo período municipal de seis años, el más largo, tormentoso y desilusionante que ha tenido el cantón en décadas.

La institucionalidad costarricense estará bajo la mira de observadores de la OEA. (Imagen de la UNGL).

La institucionalidad costarricense estará bajo la mira de observadores de la OEA. (Imagen de la UNGL).

Además,  todos –los diez partidos en contienda- proponen planes de gobierno que van más allá de la concepción tradicional de una municipalidad encargada de reparar calles y recoger basura. Desde perspectivas parecidas, y con más claridad unos que otros, todos apuntan hacia desarrollo de un cantón que –según las cifras estadísticas, los estudios especializados y la percepción generalizada de los habitantes- se encuentra en situaciones de pobreza y subdesarrollo jamás vistas.

Tras las decisiones previas, en asambleas distritales y cantonales, adoptadas en el seno de cada uno de los partidos políticos, y todos preparativos institucionales previos, el TSE convocó a elecciones el 7 de octubre de 2015.

Desde entonces, se ha dado un minucioso y estricto proceso de inscripción de partidos políticos; fijación del número de regidores para cada municipalidad del país; se han realizado actividades proselitistas en sitios públicos; se han realizado encuestas; se han asignado partidas para gastos de campaña; se han nombrado delegados; se han enviado los materiales electorales a cada una de las juntas receptoras de votos.

La intención es que la Municipalidad se convierta en protagonista del desarrollo.

La intención es que la Municipalidad se convierta en protagonista del desarrollo.

Y los candidatos (de acuerdo con sus respectivas posibilidades)  han difundido sus respectivas ofertas, casa por casa, por alta voces, en lugares públicos, con signos externos, a través de medios los tradicionales medios informativos y muy particularmente, por medio de las redes sociales y páginas de internet.

Lo que queda, en consecuencia, es salir a votar; tomar decisiones que repercutirán a lo largo del tiempo y revertir el concepto expresado por observadores de la Organización de los Estados Americanos, en el sentido de que el proceso de descentralización de Costa Rica, en relación con el resto de Latinoamérica, ha sido muy lento.

Cincuenta observadores de la OEA estarán en Costa Rica, viendo el proceso electoral de mañana, y lo que ocurra en Pérez Zeledón también incidirá en la valoración que las visitas den a conocer en el concierto de las naciones.


6 Febrero, 2016

Anúnciate Gratis