Pérez Zeledón se llena de antenas

Antenas, Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

La inquietud externada reiteradamente por el regidor Rafael Herrera acerca de la instalación de antenas de telecomunicaciones “sin patente”, plantea un dilema para la Municipalidad de Pérez Zeledón, debido a que no cuenta, siquiera, con un registro de estas estructuras que se vienen levantando a lo largo y ancho del municipio.

Herrera había pedido a la titular de la Alcaldía (sin obtener respuesta) un informe acerca de las antenas que se han venido instalando, durante el ejercicio del anterior ayuntamiento de Pérez Zeledón, y lo volvió a hacer en días recientes.

Existe una serie de inquietudes acerca de la instalación y el funcionamiento de las antenas de telecomunicaciones.

Existe una serie de inquietudes acerca de la instalación y el funcionamiento de las antenas de telecomunicaciones.

Durante la sesión ordinaria del martes pasado, 23 de agosto, detalló que solo en el distrito Pejibaye hay al menos catorce antenas de las que la Municipalidad parece no tener información detallada, y que esa es una constante en los demás distritos generaleños. Le inquieta que los dueños de las antenas no cuenten con patente municipal.

La inquietud de Herrera podría estar asociada la obligación de todo ciudadano que ejerza algún tipo de actividad lucrativa de contar con una patente y de contribuir con el erario municipal, de la manera que sí tienen que hacerlo hasta los más pequeños comerciantes.

La iniciativa del Regidor, ahora propietario, fue recogida por el alcalde Jeffry Montoya, quien dijo –en principio- que hay solicitudes de permiso para la instalación de antenas, pero sólo una para patente. Indicó que, de previo, se deberá hacer un inventario de las antenas instaladas en Pérez Zeledón.

Pero la instalación y explotación del servicio que brindan las empresas de telecomunicaciones se plantean como un dilema, para la Municipalidad. ¿Pueden instalarse en cualquier parte y la Municipalidad está obligada a concederles el permiso? ¿Debe regularse su altura, de la forma que se hace con los edificios? ¿Cabe cobrar un canon a las operadoras?

La altura de los edificios está regulada. Pero: ¿La de las antenas?

La altura de los edificios está regulada. Pero: ¿La de las antenas?

El dilema proviene de que, en Costa Rica, “…el establecimiento, la instalación, la ampliación, la renovación y la operación de redes públicas de telecomunicaciones o de cualquiera de sus elementos” están protegidos por una declaratoria de interés público.

Inclusive, el Reglamento a la Ley General de Telecomunicaciones (2008), establece la obligación del Estado de velar por que no se impongan cargas tributarias a lo relacionado con las telecomunicaciones. Existe un canon, pero éste es único y fue establecido para fortalecer –desde la Superintendencia de Telecomunicaciones – las actividades que contribuyan al desarrollo de las telecomunicaciones.

El decreto también delega en la Superintendencia la obligación de garantizar el derecho de los operadores al uso compartido de las canalizaciones, ductos, postes, torres, estaciones y demás instalaciones requeridas para la instalación y operación de redes públicas de telecomunicaciones y para la provisión de servicios de telecomunicaciones disponibles al público.


30 Agosto, 2016

Anúnciate Gratis