Peregrinación para dar fortaleza al gobierno de Luis Guillermo

Peregrinación.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

D
imas Fonseca Blanco, un célebre devoto de las caminatas, está organizando una peregrinación para pedir a la Virgen de los Ángeles que le de fortaleza a Luis Guillermo Solís en sus propósitos de llevar  justicia y bienestar a los costarricenses.

Es un hombre sencillo, artesano de ocupación y allegado al tema espiritual que, sin embargo, ha realizado caminatas en veinticuatro países de América, incluyendo los Estados Unidos, siempre en la búsqueda de milagros y de soluciones a los más diversos problemas sociales.

Ha realizado caminatas en 24 países.

Ha realizado caminatas en 24 países.

En esta ocasión, se reunió en el parque de San Isidro de El General con representantes de los medios informativos de Pérez Zeledón para informarles que está organizando una caminata que se iniciaría el próximo 17 de mayo de 2014, al menos desde cuatro localidades del país: Pérez Zeledón, Limón, Buenos Aires y Quepos.

Afirma que, desde cada uno de los puntos de partida, saldrán grupos que caminarán hasta la Basílica de Los Ángeles, en Cartago, para luego dirigirse a la Casa Presidencial a manifestarle su apoyo al nuevo gobernante, una semana después de que Solís haya asumido la Presidencia de la República.

El grupo de Pérez estaría saliendo a las cuatro de la madrugada, del parque de San Isidro de El General. La caminata es de tres días y de acuerdo con Fonseca, pasarán las dos noches en el Cerro de la Muerte y La Cangreja.

Contarán, además, con el apoyo de amigos que se ocuparán de transportar las maletas y suministrarles atención, en caso de que la necesiten.

El propósito de Dimas Fonseca, es pedir la intercesión de la Virgen María, para que el Todopoderoso ayude al Presidente a enfrentar los flagelos de la pobreza, la corrupción, los niños abandonados, los ancianos desprotegidos, los aborígenes marginados…

La Basílica de Los Ángeles acoge las más grandes manifestaciones de fe. (Foto de archivo).

La Basílica de Los Ángeles acoge las más grandes manifestaciones de fe. (Foto de archivo).

Fonseca adoptó las caminatas como una forma de acercamiento con Dios. Así lo ha venido haciendo desde que en Panamá, con unas balboas en la cabeza, se burló de los peregrinos que hacían un recorrido hacia Portobelo.
Dijo que si Jesús de veras podía disponer sobre las cosas de los hombres, podría resolverle un conflicto que se le había presentado con el negocio de un carro y prometió que caminaría desde San José hasta Portobelo, si su situación se le arreglaba.

A su regreso a Costa Rica, cuenta Fonseca, el individuo que lo estaba acusando de haberle robado el vehículo había reconocido, en los tribunales, que él, efectivamente, se lo había vendido y que había presentado la denuncia para presionarlo por un atraso en el pago de los intereses.

Esta circunstancia estableció a Fonseca un giro en la forma de ver las cosas. Alistó un salveque –contra la voluntad de sus familiares- y echó a caminar hasta Panamá, en la primera de una larga lista de caminatas de motivación y fe que lo han llevado por el Continente


2 mayo, 2014

Anúnciate Gratis