Parrafeo final agridulce

Imagen: Parrafeo final agridulce

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net

Se fue el año. No hubo ni Festival de Luces del Valle ni Quédese en San Isidro. Dicen que por la pandemia… “¡Pucha qué mala!” Lo curioso es que en Buenos Aires de Puntarenas y en otras comunidades de la zona sur sí brilló la magia, pero bueno, qué le vamos a hacer.

Ojalá que el año entrante sea diferente: sin tanta gripe y recesión. Y no es que sea un fiestero, pues prefiero los ratos de sosiego, pero eventos de este tipo –a los que estábamos muy acostumbrados– hicieron falta en nuestra ciudad, con o sin borracheras, con o sin cultura, con o sin carrozas despampanantes.Considero que esta época del año es para reflexionar y pasarla en familia, no obstante, también hay muchas personas que les gusta asistir a esos festejos y disfrutarlos a su manera.

Ahora resta esperar si las Fiestas Cívicas de Pedregoso prometan algo, y si la Feria Ganadera no cuenta con algún obstáculo para su realización, como ha venido ocurriendo en los últimos años.

Diay, así está la cosa, y no hay vuelta de hoja. Fue un año atípico en esta comarca generaleña.

Nada más quiero aprovechar estas líneas –a pesar de los momentos de letargo que he vivido últimamente a causa de diversos factores– para desearles a quienes leyeron mis artículos durante este 2009, una Feliz Navidad y un venturoso Año Nuevo. Mis sinceras bendiciones a todos.

Yo por mi parte me voy a descansar; la verdad lo necesito, pues este detrimento mental me abruma… ya veo el imponente lago y el volcán cuando cruce la frontera.


18 diciembre, 2009

Anúnciate Gratis