Papás fuera de serie

Imagen: Papás fuera de serie

Con motivo del Día del Padre, tres singulares ‘tatas’ de Pérez Zeledón cuentan su historia

Juan Diego Jara A.
djara@perezzeledon.net

Wagner Bocker y su hija Nicole.

Enrique Solís se hizo cargo de su hija María Fernanda cuando su esposa decidió marcharse del hogar hace 11 años, Wagner Bocker vivió algo similar, y logró la custodia de la pequeña Nicole de cinco añitos, mientras que Bryan López asumió el reto de ser ‘tata’ con todas las ganas del mundo, aun, sin haber procreado a Isaac… los tres, adquirieron ese rol por convicción.

Si bien, es común ver a una madre hacerse cargo de su hijo, ¿qué sucede cuando es el padre quien toma esa difícil tarea? Con motivo del Día del Padre, les compartimos las historias de estos tres progenitores fuera de serie, que nos demuestran que ser papá es un ingrediente básico en la vida.nnPadre soltero. Wagner Bocker Barrantes, tiene 34 años edad, es abogado y padre soltero. Afirma que se separó de la madre de su hija por diversas razones y ambos decidieron que lo más sano era que la pequeña se quedara con él.

“Ella aceptó que la niña iba a estar bien conmigo. Me fui a vivir con mi mamá y ella me ayuda. Yo soy padre y madre, los fines de semana compartimos mucho, le ayudo con las tareas de la escuela, y a las cinco de la tarde  ya estoy en la casa para jugar muñecas con mi princesa”, acotó Bocker.

Este papá cuenta que ser padre soltero exige muchos sacrificios y responsabilidad, ya que cuando sale con los amigos no puede trasnocharse porque a la cinco y media de la mañana tiene que estar despierto para ir a dejar a Nicole a la escuela.

Bocker, manifestó que en asuntos de relaciones de pareja se ha vuelto muy selectivo, pues primero piensa en su hija. “Yo estoy soltero pero no solo, como hombre eso no va a faltar. Pero para llevar una novia a la casa tengo que estar muy seguro de que será una buena madre para mi hija”.

Agregó: “Ser padre me cambió totalmente la vida.  Gracias a Dios que mi mamá se turna conmigo para jugar a las muñecas con mi hija. Nicole me ha hecho una persona completa. A ella  le inculco la importancia de estudiar, la tengo en ballet y en sus presentaciones estoy en primera fila apoyándola. Tampoco quiero  consentirla mucho  ni sobreprotegerla porque sé que no es bueno. Soy feliz a su lado”.

Enrique Solís y su hija María Fernanda.

“Un hijo no es solo responsabilidad, es parte de uno, es vida de vida”. Por su lado Enrique Solís, alias “Tito”, nos contó que tenía 22 años de edad cuando nació  María Fernanda. “Podemos decir que me “jalé torta”, aunque luego me casé con la mamá de mi hija duramos cuatro años juntos y ella decidió marcharse del hogar y me dejó a la niña”.

Enrique tiene 39 años y su hija 15. Tras el divorcio “Tito” se fue a vivir con María Fernanda a casa de sus padres en barrio Evans Wilson en el centro de San Isidro, donde residen actualmente.

“Lo que más duele fue ver un hogar desecho, para mí fue duro, no es bonito que lo dejen a uno. Me refugié en la bebida cuatro meses, fatal, tomaba licor todos los días y ahí fue donde puse los pies en la tierra. Mi papá me jaló las orejas y entonces comencé a cambiar ese sistemita, con el tiempo uno se va acomodando. Hemos tenido que ser padre y madre a la vez y echar pa’lante. Doy infinitas gracias a Dios porque el apoyo de mis papás ha sido inmensamente gratificante, en lo sentimental me han ayudado mucho”.

Por años tuvo que levantarse temprano para dejar a María Fernanda a la escuela, asistir a la entrega de notas, compartir con ella momentos especiales como graduaciones, la primera comunión y enaltecerse con los logros de su hija.

“Lidiar con una mujer no es lo mismo que con un hombre, sobre todo cuando entran a la adolescencia, pues los temores típicos de un padre empiezan a surgir. Yo con ella hablo muy claro de sexualidad, le digo que un embarazo ahorita es botar metas; no me opongo a que tenga novio,  pero por dicha mi hija se enfoca más   en el arte y la poesía y fue algo que a mí me sorprendió”, dijo.

Reconoce, que al asumir la responsabilidad de criar solo a María Fernanda, se abstuvo de muchas oportunidades laborales de crecimiento, pero dice que no se arrepiente.

Para surgir en mi profesión, que es turismo, debo irme lejos y no me gusta dejar a María Fernanda sola cuando toda la vida ha estado acostumbrada a vivir con sus abuelos. En ese aspecto he sacrificado lo económico, no obstante,  siento que a mi hija la tengo protegida aquí”.

Aunque tiene 11 años de haberse divorciado, en febrero contrajo nupcias nuevamente y afirma haber encontrado el verdadero amor, y lo más importante, su esposa quiere mucho a su hija.

“La persona que Dios me puso en el camino es una mujer madura, inteligente, trabajadora, piensa en mi hija, ellas se llevan muy bien, casualmente ella vive en los Estados Unidos pero está viniendo, estamos haciendo la fuerza para irnos para allá”, contó.

Aunque no llevan la misma sangre, Bryan López y el pequeño Isaac son como padre e hijo.

“Cómo crecería él sin alguien con quien  jugar luchas y pistolas”. Bryan López,  asumió el  reto de ser padre por vocación desde temprana edad cuando el suyo se fue para los Estados Unidos y le tocó cuidar a sus hermanos pequeños.

Sin embargo, cuando se enamoró perdidamente de una muchacha decidió comprar “la vaca con todo y el ternero” como dijo él literalmente entre risas.

“Padre no es solo el que engendra. Desde el primer momento acepté a Isaac como mi hijo.  Ha sido una bendición que Dios me dio sin  pedirla. Él me dice “Babi”, que es una mezcla entre papi y Bryan”, contó López.

Estos papás fuera de serie, celebrarán su día este domingo 17 de junio, al lado de sus hijos; no piden mucho… solo un fuerte abrazo y que sus retoños les digan que están haciendo bien las cosas.

Todos los que tienen el privilegio de ser padres concordarán que la educación es la mejor forma de forjar a los hijos, aunado a los principios y valores.  Concordarán también en el hecho de que los hijos crecen rápido, por lo que es vital guiarlos por el camino correcto y dialogar con ellos abiertamente sobre los temas que hoy por hoy son tabú.

Así es que todos a disfrutar al máximo al lado de esa persona tan especial, no expresen sentimientos tardíos, dígalos cuando ese tipo excepcional está en vida. ¡Felicidades papás!


15 junio, 2012

Anúnciate Gratis