Pagan por cuidar bosques

En Costa Rica se está llevando a cabo un experimento para la conservación
de sus bosques, que es tan audaz como controversial. Si tiene éxito,
podría demostrar ser una opción que funciona a largo plazo, en
respuesta a la rápida deforestación que afecta a todo el mundo.

La iniciativa, llamada Programa de Servicios Ambientales, tiene como fin alentar
a los dueños de las tierras, que aún poseen bosque, a que los
protejan o los manejen de manera sostenible, así como que reforesten
las zonas a las que les quitaron todos sus árboles.Estos servicios son un incentivo económico para aquellos finqueros
que cumplen los requisitos y firman un contrato con el Fondo Nacional de Financiamiento
Forestal (FONAFIFO) del MINAE.

Según Sonia Lobo, ingeniera forestal del Ministerio del Ambiente y
Energía, los contratos estipulan que los dueños que protejan sus
bosques reciben un total de $226 por hectárea en cinco años, con
la posibilidad de iniciar un nuevo contrato después del tiempo indicado.

Los dueños que manejan sus bosques de manera sostenible -que se someten
a un plan para extraer solamente cierto número de árboles, determinados
por un profesional forestal de manera que no dañen la integridad forestal
a largo plazo-, reciben $352 por hectárea en cinco años, pero
al final de los cinco años deben comprometerse a continuar manejando
sus bosques por al menos cinco años más.

Los dueños que plantan árboles en tierras deforestadas- siguiendo
el plan de un profesional forestal- reciben $580 por hectárea en cinco
años, pero al finalizar los cinco años deben aceptar dar un manejo
sostenible a la tierra reforestada por al menos 10 años más.

Actualmente se han incorporado al programa, casi 260.000 hectáreas;
de las cuales un 85% están dedicadas a la protección de bosques,
un 9% al manejo de bosques y un 6% a la reforestación.

El director de FONAFIFO, Jorge Mario Rodríguez, indicó que las
cifras pagadas corresponden a los servicios ambientales que brindan la absorción
del carbono, que es un contaminante de la atmósfera; salvaguardar la
biodiversidad; la belleza escénica, arroyos y ríos primitivos,
que brindan agua potable o alimentan plantas hidroeléctricas.


30 octubre, 2004

Anúnciate Gratis